Aramburu ratificó que "no habrá aumento salariales" mientras perdure la crisis

El ministro de Gobierno Guillermo Aramburu, ratificó que el Ejecutivo provincial "no otorgará aumentos salariales" en tanto persista la actual coyuntura de crisis económica, y criticó a los dirigentes gremiales "que parecen no entender la realidad que se vive en el país y la provincia".
El ministro Aramburu dijo que si bien la legalidad de las medidas de fuerza "no se discute", estas acciones "no van a cambiar la situación" por la que atraviesan las arcas provinciales."Estos conflictos se corresponden con la situación de no aceptar el no como respuesta válida y de comprender que la imposibilidad de otorgar un incremento está dada por el 90 por ciento del presupuesto que hoy se destinan a salarios", remarcó el funcionario.El Ministro recordó también que "los empleados públicos no son los mas postergados" en un escenario de crisis provincial donde ya comenzaron a materializarse despidos y suspensiones en la faz privada.

Señaló que este contraste aflora claramente en la conformación de la denominada Intersindical "en la que los gremios del sector privado reclaman por la preservación de sus fuentes de trabajo, mientras que los gremios públicos lo hacen por aumentos de sueldos".

Aramburu instó además a los trabajadores estatales a "ejercer con responsabilidad la función social que como empleados públicos deben cumplir", ya que el Estado "se solventa gracias a la ciudadanía que tributa, y su rol primordial es prestar servicios a la comunidad. Cuándo deja de hacerlo, el Estado como tal pierde todo sentido".

En este aspecto, el funcionario recalcó que "las medidas de fuerza no afectan al Gobierno en particular, sino a la comunidad toda" y mencionó como un ejemplo de la falta de solidaridad que "una persona que se quedó sin trabajo en el sector privado, hoy no puede ir a un hospital porque los que paran son empleados que tienen un trabajo y un sueldo seguro".

El Ministro negó que desde el Ejecutivo se haya incumplido algún acuerdo, "la prueba es que ningún reclamo se ha judicializado", por lo cual "queda en claro ante la comunidad que lo que se está exigiendo son exclusivamente aumentos salariales".

Ante la consulta sobre el convenio firmado a nivel nacional por el Sindicato Argentino de Televisión, Aramburu desmintió que este acuerdo "sea de aplicación automática en la Provincia", toda vez que requiere "la ratificación vía decreto" para su puesta en vigencia.

"El escalafón SAT tiene un salario promedio de 7 mil pesos y reclaman un 30 por ciento de aumento", sostuvo el funcionario, "pero este gobierno ha decidido no aplicar este convenio aquí y, en todo caso, habrá que rever qué grado de participación tiene el Estado provincial cuando se celebran esos acuerdos".

El Ministro también rechazó de plano las comparaciones que desde distintos sectores se le hacen a la actual gestión con la del ex gobernador Carlos Manfredotti.

"Durante el gobierno de Manfredotti no hubo congelamiento de salarios, lo que hubo fue una reducción del 30 por ciento en los sueldos de los empleados públicos; y la Gobernadora ha sido muy clara que el reacomodamiento del Estado no va a pasar por los trabajadores" remarcó.

En este sentido, Aramburu hizo referencia a que "siempre las fórmulas más ortodoxas utilizadas para reducir el gasto publico han pasado por recortar salarios", marcando diferencias porque "eso no ha pasado con este Gobierno".

Comentá la nota