Aramayo reivindicó a los médicos y condenó las expresiones de Urbani

El secretario general de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (APUAP), Víctor Armayo, reivindicó la labor de los profesionales de la salud y de otros sectores del Estado, frente a las descalificaciones de las que fueron objeto durante la sesión legislativa de la semana pasada.
Reiteró su disposición al diálogo y sostuvo que es el Gobierno quien no quiere sentarse a dialogar para destrabar el conflicto. También replicó afirmaciones del ministro Urbani en contra de supuestas actitudes de los profesionales y lo acusó de tener muy poca autoridad moral para criticar a los médicos.

En diálogo exclusivo con El Libertario. com, Aramayo señaló que "hemos realizado, tal cual lo había mandado la asamblea anterior, esta tercera jornada de nuestra lucha, con un acto de desagravio a los profesionales de la salud que habían sido, en forma injusta, agraviados y descalificados en la sesión de la Cámara de Diputados de la semana pasada, donde recibieron, por parte del presidente del Bloque Justicialista, acusaciones sobre conductas antiéticas, rayanas con lo delictivo, por parte de los profesionales que trabajan en sector público de la salud".

Puso de relieve que "esto, por supuesto, ha provocado gran indignación y un rechazo muy grande por parte de los profesionales en general, no sólo los de la salud".

"El acto de esta mañana (jueves), ha sido precisamente para desagraviar a quienes sabemos que realizan su tarea haciendo muchos esfuerzos, a veces en condiciones no siempre apropiadas de infraestructura, de tecnología, de insumos y con carencias de recursos humanos. Igualmente prestan sus servicios, rinden y aumentan su productividad", remarcó.

"Esto de la productividad en el servicio de salud no lo decimos nosotros -destacó- lo dice el propio Ministerio en sus publicaciones y en sus estadísticas. Se trabaja, se rinde, se produce servicio de salud, más allá de lo que se espera en relación al número de recursos humanos que se tienen".

"Estas manifestaciones del diputado Rivarola, han sido consideradas, además de injustas, falaces", sostuvo Aramayo.

Recordó además que hay un pedio expreso de la asamblea para que los directores de los hospitales se pronuncien respecto de estas manifestaciones, "porque se ha dicho que los profesionales que trabajan en los hospitales rompen los aparatos y los instrumentos que funcionan, para así posibilitar que los pacientes sean atendidos en el sector privado, ya sea en las clínicas o en los consultorios. Que opinen sobre esta manifestación -reiteró- que opinen sobre si los profesionales de la salud se roban los pacientes para llevárselos a sus clínicas privadas o a sus consultorios. Que digan si esto es verdad o no, si a ellos les consta, que esto está sucediendo, o ha sucedido antes".

Consultado sobre las afirmaciones del ministro de Salud de la provincia, Víctor Urbani, acerca de que los médicos hacen paro y se van a atender sus consultorios privados, entre otras cosas, Aramayo señaló que "el doctor Urbani no tiene mucha autoridad moral para hablar de esto. Porque nosotros podríamos decir de él que se va los jueves a la noche o viernes a la mañana y vuelve los martes. Nosotros estamos de domingo a domingo prestando servicios, ya sea en una guardia o en un puesto de salud. De manera que si vamos a contarnos las costillas, contemos todas las costillas, no sólo algunas", remarcó.

En el acto de ayer, cumplido en la explanada del hospital Pablo Soria, participaron representantes de los colegios que están nucleados en el Foro de Colegio Profesionales de Jujuy. Durante el mismo hablaron: el ingeniero Emilio Coronel, del Colegio de Ingenieros, el doctor Mario Mallagray, del Colegio de Abogados, junto a representantes de distintos sectores de la Capital y del Interior. "Todos ellos manifestaron el convencimiento de que lo que estamos pidiendo nosotros no es otra cosa que el cumplimiento de acuerdos logrados y firmados con el Gobierno en su momento y que hasta ahora no logramos que el Gobierno los cumpla", afirmó el sindicalista.

Agregó que "como consecuencia que llevamos adelante medidas de fuerza para hacer que el Gobierno cumpla su palabra y con su firma registrada, recibimos este tipo de acusaciones en forma creciente".

"En ese sentido, nos defendemos y nos vamos a defender -remarcó, para luego recordar que- hemos presentado una nota al gobernador de la provincia, pidiéndole una audiencia en la que vamos a expresarle: en primer lugar nuestro desagrado, nuestro desacuerdo y nuestro rechazo a esta escalada de agresiones y descalifaciones al cuerpo profesional. Y que él, como máxima autoridad administrativa de la provincia, arbitre los medios para que se frene esta escalada de agresiones y descalificaciones a los profesionales".

Señaló luego que "queremos conversar con él, para decirle que queremos encontrar alguna fórmula que destrabe este conflicto y haga que nosotros, los profesionales, podamos brindar nuestros servicios en forma permanente, continuada y sin interrupciones. Para ello hace falta el diálogo y ponernos de acuerdo en cuestiones básicas que permitan destrabar este conflicto", reiteró el gremialista.

"Esperamos que el gobernador nos reciba", expresó. "Vamos a esperar que él nos conteste. De la misma manera, hemos cursado una nota a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y se nos han respondido que entre lunes y martes se nos está avisando el día y hora que nos van a recibir".

Consultado acerca de cuáles son los puntos centrales que deben acordarse, necesariamente, para destrabar el conflicto, Aramayo puntualizó que "tenemos seis puntos en nuestro petitorio, que tienen que ver no sólo con la reivindicación del salario, sino también con las condiciones de trabajo en general y con la propuesta nuestra de incentivar la radicación de profesionales en el interior y generar, a la vez, una plantilla de técnicos y profesionales de excelencia en la provincia. Son propuestas abarcativas en general".

"En el caso puntual del conflicto -precisó- hemos reducido esos seis puntos a dos puntos mínimos. El primero: la elevación del salario mínimo del profesional que recién empieza a trabajar en la administración pública. No puede ser -dijo enfáticamente- que un profesional de 24 horas de guardia gane 1.279 pesos, o un profesional que tiene 30 horas, es decir que trabaja una guardia y después hace tres horas por día en el hospital, gane 1.535 pesos".

"Por otro lado, no podemos dejar de reclamar, y es un punto esencial del conflicto, que el Gobierno fije la forma en que va a cumplir el compromiso que ha asumido con nosotros: la categorización a partir del primero de enero de 2009. Que nos llame, que dialoguemos y que nos diga de qué manera lo va a cumplir", añadió.

"Los otros cuatro puntos del petitorio los podemos seguir discutiendo más adelante, en mejores condiciones, planificando de qué manera vamos a dar respuesta a las jefatura, a la zonificación, el reconocimiento por el bloqueo de título, la ampliación del escalafón de los profesionales. Todo esto tiene que ver con un mejor y mayor funcionamiento del servicio que brindan los profesionales de toda la Administración Pública, de todas las profesiones, incluidas las de la salud", enumeró.

Aramayo recordó que en los últimos días ingresó al Inadi una presentación de la APUAP en la que plantearon una denuncia por discriminación gremial "dado que hace más de dos meses y medio que el Gobierno ni siquiera nos contesta por teléfono su rechazo al pedido de diálogo que hemos enviado por notas y sabiendo que se reúnen con todos los sectores de la vida ciudadana de Jujuy, incluidos los sectores gremiales. Somos el único sector al cual se le niega la posibilidad de poder reunirnos", aseguró.

Precisó que "en base a esto y amparándonos en el artículo 53 de la ley de Asociaciones Sindicales, el artículo de las prácticas desleales y en los convenio de la OIT que fijan claramente la figura de discriminación gremial, nosotros hemos ingresado esto en el Inadi".

"El Inadi leyó nuestra presentación, estudio nuestras pruebas y tomó nuestra denuncia. Le va a dar curso y va a producir un dictamen que va a ser comunicado al Gobierno de la Provincia. Si bien el dictamen no es vinculante -subrayó- por lo menos estamos con la satisfacción de que el Inadi examinó nuestra denuncia, vio las pruebas y decidió darle curso".

"Todo esto lo hacemos con el ánimo y el propósito de encontrar en algún momento un punto de acuerdo con el Gobierno que nos permita destrabar esta situación", reiteró el gremialista.

"Estamos concientes de que con este conflicto, que ya lleva tanto tiempo, se perjudica a la gente y a nosotros eso nos pone muy mal. No nos sentimos cómodos en esta situación, porque sabemos que los que más necesitan se ven privados de los servicios que nosotros podemos brindar. Pero tengamos que convenir que cuando existe un conflicto entre dos partes, es necesaria la voluntad de ambas partes para poder llegar a destrabar la situación".

"No basta con que nosotros hayamos hecho innumerables notas, más de doce, hayamos hecho innumerables pedidos de diálogo y no hayamos tenido respuesta del Gobierno. No sólo hace falta nuestra voluntad. También la otra parte tiene que tener la voluntad política de sentarse a conversar con nosotros y encontrar algún punto que destrabe esta situación, por consideración a los ciudadanos que están en el medio de la puja entre el Gobierno y nuestro sector, cada uno con sus razones".

Aramayo recalcó que "nos estamos haciendo otra cosas que reclamar lo que reclamaría cualquier ciudadano a quien se le han comprometido determinadas cosas y al cabo de un tiempo no se les cumple. Hay que aclarar perfectamente esto, para la ciudadanía que nos va a leer y nos va a escuchar".

Haciendo referencia a los compromisos asumido en 2007 y 2008, aseguró que "la parte del compromiso de la cual éramos responsables, tanto APUAP como el Colegio Médico, la hemos cumplido. No sólo hemos retomado en su momento nuestra tarea normal, sino que hemos precedido a recuperar todo lo atrasado, como dice el acta que firmamos en el 2007″.

"Los que no han cumplido son los del Gobierno -enfatizó- de manera que nosotros esperamos que en estos días podamos encontrar este necesario acuerdo para que nuestros comprovincianos no se sigan perjudicando".

Comentá la nota