“Aquí no ha pasado nada raro ni se malgastó la plata”, dijo Mirkin sobre la obra de los túneles

“Aquí no ha pasado nada raro ni se malgastó la plata”, dijo Mirkin sobre la obra de los túneles

El ex secretario de Obras Públicas durante el alperovichismo asegura que las filtraciones de agua en los cruces pueden ser subsanadas El ex funcionario cuestionó el uso político que se dio a la parálisis del proyecto, y afirmó que las empresas deben solucionar los problemas detectados con las napas

La obra de los túneles de las calles Mendoza y Córdoba, entre Suipacha y Marco Avellaneda, permanece paralizada a causa de filtraciones de las napas. La demora lleva más de dos años. Por eso, Oscar Mirkin, ex secretario de Obras Públicas, reaparece en la escena política para “poner un manto de claridad a la situación”, según dice.

En una entrevista con LA GACETA, el ex funcionario de José Alperovich se defiende de las críticas recibidas y advierte que llevará a la Justicia a quienes lo acusaron de enriquecerse ilícitamente. 

- ¿Quiénes son los responsables de las obras?

- Los proyectos son responsabilidad de las empresas oferentes (Ingeco, Tensolite, Di Bacco), el Estado no tiene responsabilidad en eso. Obviamente, todos esos proyectos fueron verificados. 

- ¿Qué problemas presenta la obra? 

- Nadie va a negar que hubo filtraciones. Cuando se ejecutaron las paredes y el agua estaba impedida de ingresar por las paredes, las líneas de presión de las napas fueron hacia más abajo y empezaron a ingresar por el piso. Cuando ya se hizo el pavimento del piso, las líneas de presión volvieron a actuar en los muros y ahí aparecieron las filtraciones. Pero el túnel de la calle Córdoba está prácticamente terminado. El recinto no está inundado. Los túneles llevan un sistema de bombeo para evacuar el agua que pueda ingresar por las napas. Obviamente, si las bombas no funcionan va a juntarse agua en la fosa central de captación. El túnel estuvo seco, el ex gobernador Alperovich lo cruzó en dos ocasiones. A los que dicen que el gobernador hizo uso político de esta obra, les pregunto cómo va a hacer uso político de una obra que no está terminada.

- ¿Cómo explica el surgimiento de esos imprevistos en las obras?

- La empresa tuvo que declinar de la técnica constructiva original. La metodología que se había planteado para la ejecución de los túneles no se pudo llevar a cabo porque el ferrocarril Belgrano Cargas, que administra el predio, impuso condiciones para poder hacer la obra que resultaron restrictivas respecto de las formas de llevar a cabo la obra. Se debería haber realizado una pared continua de hormigón, luego otra igual, después el techo y finalmente el piso para evitar las filtraciones. Se produjeron inconvenientes en las juntas de un sector del hormigón y del otro. Entonces cuando se completaron las paredes ya no filtraba por las paredes sino por el piso. La potencia de la napa superó esta situación pero cuando se pone en marcha el sistema de bombeo desaparece. Son situaciones que se curan. Se hacen inyecciones de impermeabilización del lado externo, hay muchas formas. Las soluciones técnicas son posibles. 

- ¿Por qué se produce la demora en las soluciones?

- La propuesta técnica para la solución de esas filtraciones las tiene que proponer la empresa que ejecuta la obra y proponer una solución merece un posterior control de los organismos competentes. Por estos motivos, la obra se fue retrasando en el tiempo. Hay que aclarar que en estos proyectos están vinculados la empresa constructora, la Secretaría de Obras Públicas, el ferrocarril Belgrano Cargas y la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) y la Subsecretaría de Transporte de la Nación. Todos estos son los organismos con los cuales hay que ir acordando la ejecución de la obra. A veces lo que se resolvía en la Secretaría de Obras se trasladaba al ferrocarril para su aprobación y por ahí se demoraban dos meses en aprobarla; y cuando eso se aprobaba, había que mandarla a la CNRT y se demoraba un mes o dos meses más. Después iba a la Subsecretaría de Transporte Ferroviario y finalmente un trámite que en Tucumán se podía resolver rápidamente en el predio de la obra, terminaba con cuatro meses de demora para cada trámite. Así, cada situación iba modificando los planes de trabajo en el tiempo.

- ¿Esto estaba previsto antes de realizarse la obra?

- Los imprevistos y los adicionales en cualquier obra pública están previstos en la licitación. Además, todos los datos administrativos llevados adelante en toda nuestra gestión fueron aprobados por el Tribunal de Cuentas. No hay ninguna cosa oculta que amerite que ninguno de los funcionarios de ahora y de nuestra gestión se pongan bajo tela de juicio. Por eso a todo aquel que piense que hay una situación irregular, le pido que se inicie una presentación judicial y se me investigue.

- ¿Hay choques políticos con la Municipalidad? 

- Se hizo un acta en donde participaba la Municipalidad junto con la Secretaría de Obras y se conformó una comisión integrada por miembros profesionales de ellos y de nosotros para que se pueda supervisar la obra. Porque había distintos aspectos de ingeniería y otros vinculados a la parte urbana: la iluminación, el parquizado, la semaforización, el sentido de tránsito, las calles de acceso. Eso es responsabilidad de la Municipalidad. Al actual intendente y al ex intendente, les diría que su parte de responsabilidad no ha sido cumplida en la medida que corresponde. Me enoja cuando se critica arteramente por cuestiones políticas.

- ¿Se va a terminar la obra?

- No queda mucho por adelantar. Desconozco cuáles son los motivos por los que se paralizaron las obras ya que hace cuatro meses que no pertenezco a la gestión. Seguramente los actuales funcionarios tomaron la decisión correcta para poder evaluar cuál es el estado de la obra y esperar a que se propongan los planteos de resolución de los problemas. No tengo dudas que la obra va a estar solucionada en poco tiempo y liberada al uso público.

- ¿Por qué cree que se posterga tanto?

- Estimo que habrán optado por paralizar la obra en virtud de que el actual Gobierno nacional no está enviando los fondos para la obra pública. Además, se sumó el problema de las filtraciones. Pero aquí no ha pasado nada raro; aquí no fue malgastada la plata porque la obra va a costar lo que estaba previsto que cueste. La obra se hizo dentro de los precios para los cuales se licitó. No se gastó ni un centavo de más.

Coment� la nota