Aquelarre en el PJ con Garivoto y Vacante, "símbolos de renovación"

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

A la hora del cierre de esta página todavía se duda de que las elecciones internas del PJ bonaerense se lleven a cabo. Esa incertidumbre también está adueñada del escenario local y no pocos ruegan que, finalmente, no se haga tal comicio. Otros, encabezados por el diputado provincial, ponen como condición "sine qua non" que haya una lista unidad y como tal consensuada íntegramente.

El referente sciolista halagado por los contactos que lo buscaron desde distintas líneas no escatimó esfuerzos en pos de un encuentro que culminara en unidad y multiplicó encuentros en esa búsqueda. Las reuniones que lo tuvieron como protagonista fueron entre otras con Gustavo Pulti, los pro-kirchneristas Eduardo Niella, Osvaldo Lalanne; con Juan Rapacioli con la senadora Cristina Di Rado y hasta con Pablo Vacante representante del dividido (porque el Movimiento Evita no adhiere) cheppismo.

Precisamente, la intransigencia de Vacante que no se consideraría sino como conductor del peronismo marplatense, bloquearía toda posibilidad de "arreglo". Para colmo, con fiel mandadero de la Puerta de Hierro caraqueña quería instalar en la lista como secretario de la Juventud a Juan Manuel Cheppi, hijo del líder. Algunos insidiosos sugerían que para completar el trasvasamiento radical podría ubicar como secretario de Adoctrinamiento a Diego Garciarena. Frustrados los que querían consultar a la diputada y ultrarreferente del autopoderoso "trío", Adela Segarra, porque, como de costumbre, se hallaba fuera no sólo de Mar del Plata sino del país. Esta vez en Palestina, desde donde vendrá con muchas experiencias para volcar quizás en su gestión. Para colmo aún no se pronunció sobre estos intríngulis y su conexión con la pureza doctrinaria, Julio D'Auro, al frente de su sector.

Tal si se necesitasen más confusiones apareció otro grupo que funciona como independiente y trata de armar su propia lista de candidatos. Ahí están, entre otros, Ariel Grecco, Bruno Filieri y el "Colorado" Brown.

Y reapareció Garivoto

La irrupción estelar de Sergio Massa en Mar del Plata tuvo su prolegómeno con lectura especial que no se agotaba con el obvio "Garivoto es Massa" pintado en innumerables muros. Es la reaparición muy calentita del sexagenario dirigente que junto o enfrentado, alternativamente, se repartió con Pablo Vacante, el poder del PJ sempiterno perdedor en estas costas, en los últimos 30 años.

Aclarando, desde luego, que el perdidoso era el listado, pero no las cabezas constituidas por ellos mismos y sus entornos que supieron repartirse los puestos legislativos y otros conchavos. Precisamente la presunción de que Massa podría entronizar aquí a su amigo Sergio Faroni, exitoso empresario artístico de límpida trayectoria nacional y local, como referente político -había aceptado como preanuncio una candidatura testimonial a diputado nacional y realizado su cambio de domicilio hace seis meses-, puso en pie de guerra al cacique Juancito con un brote de bronca incontenible derivado en complicaciones cardíacas que motivaron su apresurada internación. Luego fue su aparición en la prensa alardeando de su propio liderazgo en la rehabilitación electoral del "massismo" tras las PASO y a la par ninguneando abiertamente a Faroni.

Luego y para advertir al alcalde tigrense, sacó pecho y en las paredes proclamó "a mí no me oculten como a la peste". Ahora y monitoreado periodísticamente por un innegable soldado garivotista, Luis Zumpano, apareció el dato de que sectores vinculados con Massa y con el aparato sindical van a postular al frustrado candidato a senador de De Narváez, Pepe San Martín, para la presidencia del justicialismo

Más que detalles del NH

Mucho más que simples cuestiones circunstanciales al margen del mensaje global que dejó la multitudinaria comida presidida en el NH Por Sergio Massa, pudo recoger el ojo avizor del periodista que siguiera los aparentes detalles. Por ejemplo, Juan Garivoto, pese a sus arrogantes mensajes murales o quizás, precisamente por ellos no fingió ni como cacique lugareño ni como jefe de la quinta sección electoral, su verdadero desiderátum. Apenas recogió al final un casi pudoroso abrazo del hombre de Tigre. Por el contrario, este discurrió por el monumental hotel siempre con el senador electo Patricio Hogan de Miramar -quinta sección, algo más que un detallito para las ínfulas del ex diputado.

Y el otro inseparable ladero fue Sergio Faroni que ya tiene domicilio registrado en la ciudad y el gran cuestionado por Juan en declaraciones mediáticas ubicado siempre junto a la figura del acontecimiento.

Alguien que también tuvo mucho más visibilidad que el airado marplatense fue la diputada nacional Graciela Caamaño que aparecía como monitoreando todo, cuidadosamente. A su lado, siempre atenta, la frustrada secretaria general de los gastronómicos Mercedes Morro que según versiones, no desmentidas, discutiría judicialmente el segundo cargo de concejal, por la ubicación presuntamente incorrecta del tercio femenino, en la lista que coronó a Cristian Azcona y a Lucas Fiorini como concejales electos.

La crítica siempre implacable no dejó de comparar las palabras con los hechos de Massa a propósito de sus críticas al gobernador Daniel Scioli y al justicialismo por sus gastos en aras de una interna partidaria. La presencia del diputado nacional electo "no fue, justamente, un dechado de austeridad", a partir solamente de los fondos que requirió una movilización tan costosa como la de centenares de personas hasta Mar del Plata.

¿Cuál será el destino?

El indudable crecimiento político del diputado provincial y referente local del gobernador Daniel Scioli fue ratificado por los representantes de las distintas líneas del oficialismo provincial y nacional que vieron en Manino Iriart el hombre capaz de corporizar la unidad que al menos declamatoriamente todos decían requerir como cuestión central respecto a las elecciones internas del PJ. Pero el mandato recibido desde La Plata coincidente en la búsqueda de la unidad no era precisamente que ello significase aceptar la conducción que, gustosamente, se la concedían diversos sectores. Hace unas semanas en la capital provincial se lo sindicaba como presunto ocupante, nada menos, que de un sillón ministerial. Manino -al ser consultado- respondió con una carcajada atribuyendo la especie a "alguno que me quiere cocinar antes de tiempo".

De todos modos persiste el mismo interrogante acerca de las decisión del gobernador y de otros dirigentes de la conducción provincial. Todos saben que las directivas son de fierro: "jugarse al mango en las gestiones de unidad, pero no comprometerse en funciones directivas".

Huérfanos de Jano

Había radicales lugareños, sobre todo los supervivientes del antiguo Modeso que contaban en Ricardo Jano como su eventual referente, así como Leopoldo Moreau es su figura más importante en el orden nacional. Su deserción para sumarse, "por un futuro más promisorio", a las huestes de Massa, obligó a que un grupo de dirigentes con Vilma Baragiola como figura más notoria convocaron a una reunión en Mar del Plata. Además de Vilma aparecen otros dirigentes de peso como Marcelo Honores de Miramar, Esteban Reyno de Balcarce etc.

Asimismo se irán sumando otros dirigentes en la intención de recuperar el grupo "Superación" con la intención principal de sumar presencia en la 5a.sección donde esta línea tuvo en algún momento participación logrando ubicar candidatos elegidos en la grillas legislativas. Tal es el caso del mencionado Jano. Obviamente el crecimiento de los votos marplatenses a través de Baragiola pueden volver a pesar en la balanza seccional.

Pulti sigue en la suya

El intendente no se da por enterado y esto se verá si es así muy próximamente si se dan cambios esperables luego de la autocrítica. Pero en lo que respecta a la gestión los marplatenses deben estar de parabienes porque se da con la misma intensidad y eficacia de siempre. La visita reciente del ministro Randazzo dio cuenta de ellos. El dragado del Puerto comenzará el 15 de diciembre y quizás ello permitiría que en finales del próximo ya atraque el primer crucero. Y será realidad con el aporte nacional la calle única de ingreso y egreso de la estación terminal de colectivos. Y hay entre varias una más para destacar: aprovechando la presencia del secretario de Deportes de la Nación, Morresi se mandó el pechazo y los centros deportivos barriales tendrán aporte nacional. Es así, pesimistas y agoreros, abstenerse.

Coment� la nota