Apymet sostuvo que la industria cayó alrededor de un 60 por ciento en Tandil

A pesar de los números de este 2009 complicado, hay señales de reactivación. Los representantes de la entidad destacaron la vuelta a la actividad de Metalúrgica Tandil como motor de numerosas pymes metalmecánicas. Un recorrido por la actualidad, la historia y los proyectos de una institución íntimamente ligada a la producción.
A partir de la crisis, en la ciudad se solicitaron 723 subsidios del Programa de Recuperación Productiva (Repro). Han sido beneficiados 546 trabajadores, pero todavía quedan pendientes de autorización 177. El presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Tandil (Apymet), Salvador Carlino; el revisor de cuenta, Abraham Apaz, y el prosecretario, contador Alejandro Gatti, explicaron la situación económica y social de las pymes locales.

-¿Cómo se encuentra la situación de la pequeña y mediana empresa en Tandil?

Salvador Carlino: -En la actualidad hay firmas que figuran con dificultades. Las empresas no pueden obtener presupuestos nuevos, pero el panorama para el próximo año se presenta alentador, como en el caso de General Motors, que fabrica motores de gran porte. Además se están realizando dos modelos nuevos de Ford Ranger, que requieren matrices de gran porte, de estampa, como techo, piso y laterales).

Por otro lado, Metalúrgica Tandil recuperará la totalidad de su personal (250 personas). La empresa evalúa la posibilidad de que se contraten 80 personas más para sumarse a la planta laboral. Significa que las terminales empezaron, con vistas al próximo año, a requerir stock y a realizar piezas industriales. Tenemos que considerar que en el presente año casi se produjeron 500 mil autos y se prevé para el año próximo 600 mil más. Desde el punto de vista de la producción, las cosas van a mejorar. El hecho de que Metalúrgica genere trabajo para muchas personas más, en pequeños talleres, en transporte que trae mercadería, es muy alentador para 2010.

-Comenzó el año con suspensiones, empresas que cerraron, ¿qué balance realizan?

Salvador Carlino: -Si bien todos sabemos que la crisis que padecemos es muy fuerte. Vemos una pequeña reactivación al final del año y un próspero 2010. Un informe del Ministerio de Trabajo de la delegación Tandil, entregado el 25 de octubre, marca que en la ciudad hay 27 empresas que solicitaron Repro (Programa de Recuperación Productiva). Del total de los subsidios, 17 firmas lo están cobrando y 10 están a la espera de hacerlo. En total en la ciudad se solicitaron 723 subsidios. Han sido beneficiadas 546 personas pero todavía quedan pendientes de autorización 177. Hoy por hoy, Metalúrgica posee 250 Repro menos. Hay empresas de rebaba o prestadoras de servicios que no lo necesitarían si se reactiva la economía industrial.

-En porcentaje, ¿cuánto cayó la industria en 2009?

Salvador Carlino: -Más de la mitad, diría un 60 por ciento. Desde 2002/2003 hasta la crisis del campo han sido los años más extraordinarios para la industria, sin lugar a dudas. No sé si hubo pleno empleo, pero observé que hubo gente que necesitaba mano de obra y no la conseguía. Quienes tenían un oficio, podían obtener trabajo. Se empezaron a pagar mejor los salarios. Actividad plena y horas extras. Ahora, que la industria caiga en un 60 por ciento, es mucho.

-¿Qué respuestas tienen desde la entidad para aquellas empresas que están esperando los subsidios?

Alejandro Gatti: -Desde Apymet se realizan gestiones burocráticas. Después tenemos que esperar la respuesta de la Nación, que disponga el dinero y los aplique a estos Repro. En realidad el trabajo fue gestionar los subsidios. Después, lamentablemente, como depende del Estado estamos a la espera de que el dinero llegue para poder revertir la situación empresaria local.

-¿Qué respuestas obtuvieron del Estado ante la crisis?

Salvador Carlino: -La respuesta del Estado fue rápida. En el mes de marzo las firmas empezaron a cobrar los primeros subsidios. Desde nuestra entidad empezamos a gestionar, en enero o febrero, los trámites necesarios del Programa de Recuperación Productiva. Hubo reuniones con el ministro de Trabajo. Hay que considerar que el Comité de Crisis, que lo integran los sindicatos, gente de los partidos políticos, el Municipio, entre otos, reaccionó ante la crisis muy bien. Desde Nación dijeron: ‘Pidan los subsidios que quieran que no hay límites. Trataremos de atenderlos a todos’. Hubo casos en que hubo errores, pero es muy complicado de presentar los formularios, las empresas tienen muchos requisitos, pero una vez que se formaliza este trámite los Repro se cumplen a término. Son 600 pesos para cada persona.

Abraham Apaz: -Todos llegaron bien, todos cobraron.

Salvador Carlino: Hay varios temas. Por un lado, la crisis mundial y por el otro lado, la situación social que apareció en 2008. Una crisis que nos iba a tocar. Mundialmente estaba todo complicado. Dicen que la crisis económica a nivel mundial ha disminuido, pero no la crisis social. Hay mucha desocupación, lo mismo que aquí. Por eso ha sido un año complicado.

En cambio, en lo institucional fue un año mucho mejor que el anterior, porque nosotros en el año 2008 estuvimos intervenidos. Si bien habíamos terminado muchos compromisos que habíamos firmado, producto de la intervención y de costas judiciales, hemos cumplido satisfactoriamente. Por suerte estamos concluyendo en el mes de diciembre con todo. Así que esperamos que el año que viene haya una nueva comisión política-institucional con mayor tranquilidad y no con la presión que tuvimos nosotros durante todo este año.

El Comité, una

iniciativa clave

-Fue la primera vez en la ciudad que se crea un Comité de Monitoreo de Crisis, ¿cómo evalúan el año de trabajo del comité?

Salvador Carlino: -He participado poco, alguna vez cuando se hace en Apymet, porque vamos rotando las sedes de las reuniones, pero los he acompañado. En particular, siempre los comentarios son elogiosos. Ha caído bien el trabajo del Comité en la opinión pública. Además la propuesta ayudó a que, entre todos, se tomaran mejores decisiones para afrontar suspensiones, despidos, etc. Creo que se realizó una actividad solidaria con gente que, en algunos puntos, son políticamente opuestos. Sin embargo, todos nos pusimos de acuerdo para salir de esta crisis. Creo que el trabajo fue muy bueno y es importante felicitar a toda la gente que trabajó en el Comité.

-Haciendo una proyección a futuro, ¿Tandil está preparada para aceptar a nuevas empresas?

Alejandro Gatti: -Sí, por supuesto. No sé las parcelas que tiene el Parque Industrial. El Municipio no puede hacerse cargo de los fondos necesarios para afrontar una nueva situación en el Parque Industrial. En la actualidad, el dinero que proviene de la Provincia es restringido. La crisis genera otro ritmo de trabajo por una falta de fondos. Por ahora no se puede, porque los tiempos son otros.

Salvador Carlino: -Sí, pero tenemos que tener espacio. Desde la Ruta Nacional 226 comienza el Parque Industrial y los terrenos están con las escrituras. Faltan los servicios, hay que hacer las calles, dividirlo, sería necesaria una verdadera tarea de fomento y desarrollo industrial.

Abraham Apaz: -Según como dividan el Parque Industrial. Todavía no hay servicios. Los tiempos son otros y hay que buscar que las cosas se solucionen de manera paulatina. Es muy complejo el tema, pero lo importante es que el año que viene haya más trabajo que este. Hay que tener paciencia. *

Comentá la nota