El apuro de final de año

Sólo quedan tres sesiones en la Legislatura provincial, por lo que el oficialismo cuenta los minutos para que antes de fin de año pueda lograr una media sanción del presupuesto 2010, que además de contener la previsión de recursos y gastos, incluye el proyecto de armonización tributaria y el pedido de endeudamiento por unos 1.600 millones.
Más allá del apuro del oficialismo, los legisladores prefieren avanzar con los acuerdos para no dar pasos en falso, como ocurrió el año pasado. Ayer el gobernador Hermes Binner les pidió a los empresarios que se oponen a los cambios tributarios que se involucren para enterarse de "lo que pasa dentro del Estado", y así –según el mandatario– "nos vamos entender cada vez más".

Esta semana el ministro de Economía, Ángel Sciara, les envió un duro mensaje a los empresarios al afirmar: "Si quieren una provincia competitiva, paguen los impuestos".

Con la "armonización tributaria", el gobierno pretende recaudar unos 1.200 millones y equilibrar el rojo de 1.600 previsto para el año próximo.

Comentá la nota