Los K apuran el tratamiento de la reforma política

Los K apuran el tratamiento de la reforma política
El oficialismo la quiere debatir el próximo 18 de noviembre. Evalúan consensuar cambios al texto con diferentes bloques de centroizquierda.
El oficialismo de la Cámara de Diputados aspira avanzar la semana próxima con el proyecto de reforma política impulsado por el Poder Ejecutivo en un nuevo plenario de comisiones y busca debatir el texto en el recinto de la Cámara baja en la sesión prevista para el próximo miércoles 18.

El proyecto comenzó a ser tratado la semana pasada en un plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto que contó con la presencia del ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien no descartó en ese encuentro la posibilidad de avanzar en algunos cambios a la norma.

Esas comisiones volverán a reunirse el jueves a las 11 para avanzar en el dictamen de mayoría impulsado por el oficialismo, que no descarta la posibilidad de realizar cambios al texto del Poder Ejecutivo con diferentes bloques.

Fuentes parlamentarias anticiparon que la intención del oficialismo es consensuar con los bloques de la oposición algunas modificaciones, entre las que podrían figurar la reducción de las restricciones para la participación de los partidos chicos.

En tanto, las fuentes consideraron que el reclamo de algunos bloques parlamentarios, respecto a introducir en el proyecto la boleta única, "es inviable" porque sostienen que haría más complejo el procedimiento.

Con todo, el oficialismo aspira a debatir el texto el miércoles 18 en el recinto y, para eso, confía en contar con más de 135 votos con sus aliados y algunos bloques de centroizquierda.

Sin embargo, las fuentes admiten que, aunque la cámara baja lo apruebe en esa fecha, no habrá tiempo para que el Senado lo trate y le pueda dar sanción definitiva este año.

El titular de la comisión de Justicia, Luis Cigogna, afirmó a Télam que se trata de "un tema que tiene una enorme trascendencia y, por eso, el debate será muy rico" y recordó que es una iniciativa "que se viene planteando hace muchísimo tiempo".

"Es muy positivo y no sé a quién va a favorecer. El tema del piso es un tema opinable. No me parece que no pueda discutirse. Lo que importa es el centro de la cosa porque no puede haber casi 700 partidos, no es serio", aseveró Cigogna.

Al exponer el martes los alcances del proyecto, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, aseguró que la intención del proyecto es "ordenar" a los partidos políticos, y sostuvo que "no es posible que en la Argentina existan 685 partidos".

"No hay ningún interés subalterno ni mezquindad" en el proyecto de reforma política impulsado por el Poder Ejecutivo y sostuvo que no existe "un tiempo bueno" para discutir el tema.

Desde el radicalismo, el titular del bloque de diputados de la UCR, Oscar Aguad, confió a Telam en que se puedan "acordar modificaciones" y dijo que su bancada propondrá cambios en "la Autoridad de Aplicación, la implementación de la boleta única y que se baje el piso para los partidos chicos", aunque cuestionó el apuro del oficialismo en avanzar en el proyecto.

Para el diputado de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, "se debe llegar a los máximos acuerdos posibles para que la reforma tenga estabilidad en el tiempo".

Por su parte, la diputada socialista Silvia Augsburger, sostuvo que el PS, exigirá "todo el tiempo necesario" para tratar el proyecto de reforma porque, afirmó, "es sustancial para su permanencia, un piso mínimo de consenso", entre las diferentes fuerzas políticas.

La iniciativa establece, entre otras cuestiones, la realización de elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias para todos los partidos que postulen precandidatos para nominar a cargos electivos nacionales, entre otras cuestiones.

Según indica el proyecto, el sufragio "será obligatorio y se podrá emitir un voto para una sola agrupación política", a la vez que "se eliminan las lista colectoras y espejos" y "se votará con el mismo padrón que la elección general".

También propone regular la publicidad en radio y televisión bajo criterios de igualdad para todos los partidos políticos, para lograr "una distribución equitativa de espacios en medios audiovisuales", así como la prohibición de publicidad de actos de gobierno "desde 15 días antes de la fecha de la elección".

Comentá la nota