Apuran el reglamento del cuerpo que juzgará a los jueces

Raed preside el Jurado de Enjuiciamiento y el ministro Jiménez es el secretario provisorio. La regulación sentará las bases a las que habrá de sujetarse el funcionamiento de este instituto creado en 2006.
Los miembros del Jurado de Enjuiciamiento saldarían dentro de pocos días la mora en la redacción del reglamento interno de funcionamiento de dicho órgano. La regulación comprenderá todas las aristas del procedimiento que se sustanciará ante este tribunal cuando la comisión de Juicio Político de la Legislatura resuelva someter a un proceso de destitución a un magistrado, fiscal o defensor oficial.

Hasta el momento no ha sido necesaria la intervención del jurado. No obstante, en la comisión de Juicio Político esperan los descargos de la fiscala de Instrucción de la III Nominación de Concepción, Eva Frías de Ruiz, y de Osvaldo Pedernera, del vocal de la Sala V de la Cámara del Trabajo, sobre quienes pesan sendos pedidos de destitución. Si prosperaran, el destino de ambos deberá ser resuelto por el jurado, órgano creado por la reforma constitucional de 2006 que sólo se reunió una vez desde entonces, el 17 de junio.

"Está prácticamente concluida la redacción del reglamento. Se lo aprobaría durante los próximos días. Ya hemos hecho circular entre los miembros del jurado el borrador elaborado por la Secretaría. Son los primeros pasos que estamos dando. Hasta ahora no se celebró ninguna otra reunión luego de la inaugural, ni tampoco tenemos un día prefijado para hacerlo. Lo haremos según lo exijan las circunstancias", explicó el presidente del cuerpo, Antonio Raed.

El legislador peronista aclaró que el proyecto de reglamentación prevé que haya un encuentro por mes, como mínimo, y que el órgano de composición pluriestamental (ver "El oficialismo...") funcione en el ámbito de la Presidencia de la Legislatura. Agregó que no se debe esperar ninguna sorpresa en la regulación, dado que se tomó como modelo, con pocos cambios, el vigente en la Nación. "No hay ninguna arista compleja. No habrá problemas con el quórum. Respecto de los plazos, debemos sujetarnos a lo previsto por la Constitución provincial, a partir de la premisa de que el mecanismo debe ser claro, ejecutivo y expeditivo", subrayó Raed.

Pese a que fue electo presidente durante la única sesión celebrada por el jurado, su nombramiento fue notificado hace sólo dos semanas al titular de la Legislatura, Sergio Mansilla. El ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, fue nombrado secretario en forma provisoria hasta tanto sea aprobado el reglamento.

Aunque no pudo precisar montos, Raed confirmó que el presupuesto con el que contará el jurado durante 2010 está incluido entre las partidas asignadas al Poder Ejecutivo, pero dejando a salvo su carácter de órgano extrapoder.

Bajo control

El jurado está compuesto por ocho miembros, seis de los cuales (2/3 del total) deberían votar en el mismo sentido para que procediera la destitución de un acusado sometido a un proceso de remoción.

Respecto de camaristas, jueces, fiscales y defensores oficiales, el procedimiento ante el jurado reemplaza al viejo juicio político, que, en la órbita judicial, quedó reservado para los vocales de la Corte Suprema y para el ministro fiscal de esta. El alperovichismo controla dicho órgano, dado que, además de Jiménez, cuatro de los cinco legisladores que lo componen le responden.

El oficialismo domina el nuevo órgano

Antonio Raed (legislador justicialista).

Alejandra Cejas (legisladora justicialista).

José Gutiérrez (legislador justicialista).

Miriam Gallardo de Dip (legisladora justicialista).

José Cano (legislador radical).

Antonio Estofán (representante de la Corte Suprema).

Edmundo Jiménez (representante del Poder Ejecutivo).

Silvia Peyracchia (representante de los abogados).

Comentá la nota