Apuran nuevo acuerdo para liberar exportaciones de granos

El convenio fue analizado por la exportación. Se firmaría hoy y apunta a la liberación total de los embarques, a cambio de garantizar el abastecimiento interno
El Gobierno y los exportadores de cereales se preparan para firmar, posiblemente hoy, un nuevo acuerdo que, según indica el documento en estudio al que accedió El Cronista, apunta a liberar en forma total las exportaciones de trigo y maíz. Esa apertura fue una de las promesas anunciadas el viernes por el Ejecutivo tras el reencuentro con las cúpulas rurales.

La medida pretende dar señales para que se promuevan la siembra de ambos granos que, según el convenio, tuvieron una caída importante en la última cosecha por la sequía. En otro apartado del texto también reconoce la pérdida de rentabilidad de los chacareros.

El acuerdo que ayer estudiaban los exportadores señala que los registros de exportación de trigo y maíz estarán disponibles y abiertos de manera permanente para las empresas que los suscriban. Esos traders, por su parte, tendrán la obligación de abastecer al mercado interno en caso de detectarse un faltante, con lo cual, si a las empresas procesadoras de ambos granos (molinos, feedlots, avícolas) les faltan esos insumos, los exportadores deberán proveerlo. Eso significa que si no lo tuvieran stockeado, tendrían que importarlo. La cobertura se realizará en forma proporcional a los permisos de exportación que la Oncca les haya autorizado.

Con respecto al precio, se estable

ce que los exportadores deberán pagar a los productores el Fas teórico (precio FOB menos retenciones y gastos de embarque) determinado por la Secretaría de Agricultura.

Finalmente, el acuerdo determina que el abastecimiento al mercado interno se hará en condiciones "cámara". Esto generaría inconvenientes con la molinería que requiere el llamado trigo artículo 12 que posee una mejor calidad panadera.

Fuentes del sector admitieron haber recibido de manos del Gobierno el borrador y que esperan ser convocados para firmarlo en las próximas horas.

Este será el tercer acuerdo que el Gobierno firma con los exportadores de cereales en 2009 con la intención de reactivar los mercados de maíz y trigo. Es que la intervención oficial en los mercados y la sequía produjeron una caída en la producción de trigo de 45% y de maíz de 40% en la última campaña. Además, la intención de siembra del maíz, que debería comenzar en los próximos días es muy baja, pese a que se cortó la seca y a que la condición del perfil hídrico de los suelos es buena.

En los anteriores acuerdos, que no tuvieron éxito, el Gobierno determinó volúmenes a exportar de 1 millón de toneladas para cada producto, condición que no aparece en el nuevo convenio. Esos convenios rápidamente fueron criticado por las entidades rurales y dejado de lado por los operadores del mercado.

Desde la producción, se había denunciado que sólo un reducido grupo de productores pudo acceder al precio lleno, ya que una vez comprado el cupo determinado en esos acuerdos los exportadores se retiraron del mercado y la molinería, sin competencia, pagó precios inferiores al valor determinado por el Gobierno.

Comentá la nota