Apuran la gestión del pacto social

Apuran la gestión del pacto social
Después de los contactos entre la UIA y la CGT, Cristina Kirchner ordenó dar prioridad a las negociaciones
MADRID.- La presidenta Cristina Kirchner instruyó aquí a su ministro de Trabajo, Carlos Tomada, a que acelerara apenas lleguen a Buenos Aires la conformación del Consejo Económico Social sobre la base del modelo español. Ella sostiene que es un camino para atenuar los efectos de la crisis económica.

La gran preocupación de la Presidenta es el empleo. El fantasma de una escalada de despidos y desempleo en la Argentina, similar a la que vive España -donde se duplicó y está ahora en el 14,7%-, sería el peor escenario para afrontar las elecciones legislativas de octubre.

Tomada regresó a Buenos Aires anteanoche luego de la reunión de la Unión Industrial Argentina (UIA) y la CGT, aquí, con el Consejo Económico y Social español, que duró cuatro horas.

El presidente de la UIA, Juan Carlos Lascurain, confirmó a LA NACION que se avanzará en la creación del CES.

El vicepresidente de la entidad fabril, Ignacio de Mendiguren, dio más precisiones en ese sentido: "Sí, lo vamos a hacer. La Presidenta ha tomado la decisión política de avanzar. Se les dio a los ministros la instrucción de que en la Argentina aceleráramos esto. La mesa la tienen que integrar todos los sectores de la Argentina". Eso pareció indicar que los industriales exigirán la participación del campo en las negociaciones.

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, también confirmó la intención de avanzar con el diálogo y adelantó que el Gobierno creará "por decreto" y no por ley el órgano que negociará el posible acuerdo social. Sobre los aumentos de salarios no hubo diálogo durante todo el viaje entre la UIA y la CGT. "No se habló", dijeron De Mendiguren y Moyano a LA NACION. Las negociaciones paritarias comenzarán en marzo cuando venzan los convenios colectivos de trabajo.

Estrategia de ablande

Pero la creación del consejo podría ser un instrumento para ablandar a los dirigentes gremiales por la magnitud de la crisis. Eso piensan los industriales.

Y eso mismo teme Moyano, que fue más cauteloso al hablar con la prensa aquí en España. "Estamos hablando; son conversaciones preliminares", dijo.

No obstante, el taxista Jorge Omar Viviani señaló a LA NACION que "es una decisión política tomada de la Presidenta".

Se sabe que en otras épocas el ex presidente Néstor Kirchner boicoteaba la posible conformación del CES por temor a perder la centralización del poder.

En España, el CES está instituido en la Constitución y en una ley. En la Argentina, lo convocaría el ministro de Trabajo y se crearía por decreto, que podría luego ser ratificado por una ley.

"La reunión con el Consejo Económico y Social español fue muy importante para nosotros. Es una experiencia que ellos vivieron hace tiempo. Nos interesa discutir las condiciones laborales y sociales", enfatizó Moyano.

El líder de la central obrera agregó: "Es una cuestión de profundizar el diálogo. En ese sentido, creemos que es necesario el diálogo".

Cuando se lo consultó sobre si la formación es inminente, se limitó a responder: "Vamos a verlo". No está del todo convencido, pero al parecer por ahora existe una presión generalizada.

Comentá la nota