Apuran la TV digital para el Mundial

De Vido quiere llegar a Sudáfrica 2010 con un millón de receptores nacionales, cifra juzgada excesiva en las empresas
El Gobierno quiere llegar al Mundial de Sudáfrica 2010 con un millón de receptores, cajas digitales o set top boxes hechos en la Argentina para que casi el 20% de los hogares que no tienen cable puedan ver los partidos según el estándar digital japonés, que Canal 7 estrenará el año próximo.

Esto confiaron a LA NACION fuentes de las agrupaciones y empresas que se sientan en las reuniones con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y su equipo para coordinar este plan de industria nacional en el que participan compañías de todo el país y, por supuesto, el Consejo de la Televisión Digital Argentina (dentro de la órbita de Planificación).

El tiempo apremia, y los funcionarios y expertos recorren semanalmente las fábricas para relevar la capacidad de producción y conocer los prototipos de los diversos equipos que están involucrados en la transmisión digital: antenas, conversores, receptores y torres, entre otros. Todos ellos, compatibles con la norma japonesa que eligieron, además de la Argentina, Brasil, Chile y Perú.

En este plan están involucradas la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas, Luminotécnicas, Telecomunicaciones, Informática y Control Automático (Cadieel), la Asociación de Fabricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), empresas del Litoral y la proveedora del Estado Coradir, junto con Novatech (ver aparte).

Osvaldo Nemirovsci, coordinador del Consejo de la Televisión Digital Argentina, dijo a LA NACION que las transmisiones digitales de Canal 7 comenzarán el año próximo y los hogares que no tienen cable deberán contar con los receptores para ver en ese formato (o comprar más adelante televisores con receptor integrado).

"El que fabrique las cajas tiene que pensar que tendrá una demanda pura de dos millones de hogares porque nosotros vamos a facilitar un millón. Vamos a tener una actitud de apoyo a sectores de la población que no puedan pagarlo como centros de jubilados, poblaciones remotas o escuelas. No sabemos aún si aplicaremos subsidios o cupones de compra o alguna otra alternativa", apuntó Nemirovsci. "En Estados Unidos, la caja cuesta 45 dólares, y en Brasil 120. El fabricante argentino tendrá que acomodarse para competir", agregó.

Voceros de Cadieel, Coradir y Novatech reconocieron que el Gobierno quiere llegar al millón de cajas para la Copa del Mundo, aunque sólo en Coradir consideraron posible y realizable la aspiración oficial. En Cadieel, Claudio Kramer, consideró: "Podría complicarse llegar a la cifra porque buena parte de los insumos viene de afuera y estamos hablando de cantidades muy elevadas que quizás no lleguen a ser producidas".

"El plan avanza y el siguiente paso es definir cómo se harían las contrataciones", añadió.

Otro empresario del sector dijo que "se deberían estar produciendo ya 15.000 conversores por día para llegar y eso todavía no ocurrió". Más optimista, Juan Manuel Baretto, vicepresidente de Coradir, dijo que es posible alcanzar esa cifra de producción y que "la empresa junto con Novatech producirá los primeros 1000 este mes".

"Los vamos a estar vendiendo a partir del 1° de enero, aunque todavía no está la señal lista. También vamos a lanzar un televisor con el conversor integrado", dijo Baretto.

Producto disponible

Las empresas de Afarte, con plantas en Tierra del Fuego, están interesadas también en las cajas digitales y en la producción de los televisores con el receptor incluido. Un vocero de la agrupación anticipó que un grupo de funcionarios va a viajar a la isla para estudiar la capacidad de las plantas en estos días. BGH, Radio Victoria y Newsan quieren producir las cajas y, más adelante, los televisores.

"El mundial es en julio y creo que va a haber producto disponible, pero no sé si llegaremos al millón", dijo el vocero. Para avanzar en ese camino, las empresas de Adimra iniciaron los estudios de suelos donde instalarán torres y antenas, según anticipó Juan Carlos Lascurain.

"Nuestras empresas están concentradas en la parte de antenas, torres... la parte más pesada de la industria. También hay cuatro empresas de Córdoba para producir transmisores. Tenemos experiencia con el tema de torres; por eso, para marzo, esperamos tenerlas", concluyó Lascurain.

En la Argentina, las proyecciones apuntan a unos 5 millones de hogares sin cable, que deberían tener las cajas para ver la programación en digital. Los abonados al cable superan los 6,6 millones.

Puntapié inicial

* TV Digital . La Argentina eligió este año el estándar de televisión digital japonés, que será aplicado a la televisión pública y que los hogares sin cable podrán recibir con la instalación de las cajas digitales. Los abonados al cable no necesitarán conversores en una primera etapa, ya que la empresa proveedora del servicio hará el cambio de formato.

* Plan oficial. El Gobierno quiere que las cajas digitales y la infraestructura necesaria para la transmisión en digital sean fabricados en la Argentina. De Vido convocó a las diferentes empresas del rubro para armar un círculo de proveedores y lograr receptores, antenas y torres 100% argentinos.

* Copa para todos. El objetivo oficial es tener en la calle un millón de receptores argentinos para el Mundial de 2010. Eso le permitiría alcanzar cerca del 20% de la base de hogares sin cable. Según fuentes oficiales, ese millón será subsidiado para asegurar su llegada a sectores de la población que no puedan pagarlo, entre ellos, centros de jubilados o escuelas.

Comentá la nota