Apura el gobierno un fallo judicial sobre usurpaciones de tierras

Apura el gobierno un fallo judicial sobre usurpaciones de tierras
El director de Bienes Fiscales, Hugo Shaya, se preocupó porque "avanzan las construcciones" que usurpadores realizan en terrenos que son propiedad del Estado y están situados en las discutidas hectáreas que el Ejército le donó a la provincia. Apuntan contra el juez Héctor Barría porque no resuelve el tema. "Ya si un juez no cumple o no hace cumplir sus órdenes significa que no hay justicia", disparó el funcionario estatal.
El Estado Provincial, a través de la Secretaría de Tierras y Hábitat Social y por intermedio de la Dirección de Bienes Fiscales, corroboró nuevamente el trabajo de recuperación de terrenos fiscales, ubicados frente a la Universidad Nacional y al predio Ferial, que fueron usurpados meses atrás.

El director de Bienes Fiscales, Hugo Shaya, exigió una resolución de la justicia ordinaria para recuperarlos, ante la medida de no innovar, que ya fue dictada por juez interviniente en la causa.

En el lugar en cuestión, alrededor de 3 hectáreas, se encontraron construcciones ilegales en estado avanzado y obreros trabajando. El funcionario dijo que se espera una pronta resolución del juez que entiende en la causa, Héctor Barría.

Shaya recordó que el año pasado se concretó la entrega de escrituras, de parte del Ejército nacional al Estado provincial, sobre terrenos que el propio Estado ya tenía la posesión legal y escriturada. La provincia avanzó en el cercado de estos terrenos con postes verdes, que se observan en todo el perímetro y que fueron destruidos lentamente y sacados de lugar.

El funcionario describió que “se obtiene la escritura terminante el año pasado; desde allí, notamos que comenzaron a romper los alambrados e hicimos la denuncia; empezaron a construir inmuebles; e hicimos la denuncia, nos dimos con que había gente que vendía inescrupulosamente los predios; los notificamos, hicimos la presentación de la medida en la justicia y estamos a la espera de los resultados”.

“De todas formas –agregó- seguimos observando que las construcciones avanzan. Si bien no hay una persona específica que venda, porque esto ha sido transferido varias veces a terceros; esas ventas ni siquiera pueden tomarse como buena fe, porque quien vendió, no tenía ni siquiera papeles, ni escritura como para ejecutar la venta”.

Al ser consultado, si es que hay personas damnificadas el director aseguró que “hay personas varias damnificadas que tendrán que ejercer su derecho de defensa contra quienes les vendieron”.

Shaya manifestó que “lo que estamos haciendo resulta de un trabajo que se está concretando hace meses con la recuperación de los terrenos que están al frente de la Universidad Nacional de La Rioja”.

Describió además que “como el Estado cuenta con escrituras, hemos planteado esta cuestión por el tema usurpaciones al fuero penal de la justicia, ante el juez a cargo, Daniel Barría”.

“En ese momento –detalló- el juez había dictado una medida de no innovar, para que nadie construya ni ejecute ningún acto material o legal con respecto a los inmuebles hasta, que no se dirima la cuestión”.

A continuación, puso de relieve que “el 24 de diciembre del año 2008 nos presentamos en el predio y constatamos mediante acta notarial la presencia de construcciones y albañiles. Se procedió a la notificación, dejamos constancia en acta y esperamos que la justicia actúe”.

Expresó además, que “hoy, a mediados del mes de marzo, volvemos a corroborar la situación y ya directamente las casas van llegando a techo, algunas con loza; se han cercado varios predios”.

Añadió que “es necesario avanzar en agotar esta instancia administrativa y tendría que actuar el juez de la causa y el fiscal de Estado defendiendo los intereses del Estado”.

En relación a los próximos pasos a seguir, el director de Bienes Fiscales estimó que “el juez valorará la presentaciones realizadas, suponemos que tiene que ordenar la destrucción de estos bienes. La gente que construyó perderá lo que construyó porque ellos estaban notificados y están violando una orden judicial clara que ordenaba no tocar los terrenos hasta que se aclare la cuestión de fondo”

“El doctor Barría es quien recibió los elementos para determinar si es que se ha violado o no la orden judicial”, sostuvo Shaya y concluyó, que esta realidad “evidentemente no puede sostenerse porque ya es una cuestión legal. Ya si un juez no cumple o no hace cumplir sus órdenes significa que no hay Justicia. Esto debe ingresar y resolverse de acuerdo a derecho”.

Comentá la nota