Apuntes sobre la censura, y una resolución del Concejo Deliberante

En el orden político local, mucho se ha debatido sobre los detalles de lo aprobado en el Concejo Deliberante –durante su última sesión ordinaria- en relación al proyecto de ley de comunicación audiovisual, que impulsa el gobierno nacional y se encuentra en tratamiento en la Cámara de Diputados
De hecho, debe decirse que la interpretación que este diario dio a la noticia en su edición del viernes, motivó algunos enojos o desacuerdos, los que han sido planteados en algunos medios por concejales del oficialismo.

Suele decirse que cuando las cosas hay que explicarlas mucho, es porque en rigor, lo que sucede es que no quedaron claras. Y por cierto, independientemente de cual haya sido la intención de los ediles oficialistas que votaron favorablemente el proyecto de resolución, lo que surge nítido es que la aprobación significó un logro y acierto político del bloque del Frente para la Victoria/PJ y de Unidad por Chascomús, ya que ambos impulsaron por caminos separados iniciativas en este sentido, las consensuaron y lograron "convencer" a sus pares. En rigor, no a todos: ya dijimos fue Rodolfo Pertusi el único edil que votó en consonancia con su fuerza política a nivel nacional.

Es que la resolución en cuestión incluye considerandos en los que se resalta el ingreso por parte del gobierno nacional de un "proyecto de ley de medios"; en los que se reivindican los 21 puntos de la Coalición por una radiodifusión democrática (que apoya el proyecto kirchnerista); otros en los que se resalta la existencia de trescientas organizaciones de la sociedad civil que compartieron esos 21 puntos; también otros en los que se reivindica el accionar en todo este proceso del Comfer; se menciona también el apoyo que el proyecto tiene de parte del relator de libertad de expresión de Naciones Unidas (Frank Le Rue)… en fin, no intenta esta columna aburrir a los lectores. Simplemente señalar que la sola lectura del proyecto aprobado, nos ratifica en la convicción que dicha decisión debe tomarse como lo que es a todas luces: un acompañamiento a la iniciativa del gobierno nacional. Cosa que ya se ha dicho en estas páginas, compartimos, por entender que el proyecto de marras viene a permitir un salto cualitativo a nuestro sistema de comunicación audiovisual.

La resolución no queda en la nada y sólo en fronteras adentro de nuestro distrito. En su articulado se autoriza sea enviada a las cámaras legislativas nacionales y a los presidentes de los distintos bloques políticos, al interventor del Comfer, así como también a todos los concejos deliberantes de la provincia, invitando a estos a que acompañen la iniciativa.

Habla bien a nuestro juicio de los trece concejales que votaron por el sí, la decisión adoptada el pasado jueves. Sólo manifestamos lo que es indudablemente una contradicción con la postura de la UCR a nivel país, fuerza política que se niega a debatir el proyecto hasta después del 10 de diciembre. Y nada decimos de la Coalición Cívica (y por ende del voto de los concejales Clerc Renaud y Diego Laborde) por cuanto no está del todo claro que hará esta fuerza política en la cámara de diputados, desde el momento en que como se sabe, no todo está tan prolijo en la estructura política de Elisa Carrió.

Por lo demás, la confusión en la que evidentemente quedó el bloque de concejales de la UCR con relación a este tema, se puso a nuestro entender de manifiesto anoche, cuando pudo escucharse una declaración pública incomprensible del edil Elías Gárriz –brindada al canal local- la que atribuímos sólo a eso: una confusión. De otra manera, no puede aceptarse que se hable de censura y otras cuestiones.

Preferimos pensar que no se quiso decir lo que se dijo. Y a otra cosa.

Comentá la nota