Apunten al Guille.

Apunten al Guille.
TURISMO CARRETERA: Arranca un nuevo campeonato en Mar de Ajó, donde Ortelli se llevó siete victorias. Todos buscarán estar entre los 12 de la Copa de Oro.
Estoy muy bien anímicamente. Fuerte. ¿Recuperado? No, porque nunca me caí. Vamos a andar muy rápido", se anima el Pato Silva, que estrena Ford y equipos. "Creo que de no surgir nada extraño, el domingo podemos estar peleando entre los puestos de vanguardia", anuncia Norberto Fontana, que metió marcha atrás, dejó el Ford y se subió otra vez al Dodge campeón del 2006. "El auto anduvo muy bien. Si bien quedan algunos detalles, marcamos muy buenos tiempos y eso nos da una buena señal que se pueden pelear grandes cosas", opina Pato Di Palma, que rejuveneció varios años al ser ahora piloto contratado por el equipo Tango Racing, de Ligato y Nalbandian. El TC arranca en Mar de Ajó una nueva temporada, con nombres y equipos flamantes. Pero con una misión en común en todos ellos: sacarle a Guillermo Ortelli la brújula de la categoría. Al menos así terminó el 2008.

Guille, quíntuple y con menos presión que ninguno, mantuvo todo en el JP Racing. Un chasis letal, el motor más veloz (lo arma Johnny Laborito en su taller de Dolores) y su amigo y técnico Willy Kissling debajo. Como si fuera poco, Marcos Di Palma se suma a la escuadra y demás está decir que ayudará a Ortelli cuando él se lo pida.

Mar de Ajó es la catedral de Guille. Logró siete victorias en esa pista, en apenas diez años. El año pasado arrancó con una victoria lo que luego sería su quinta corona. Por eso será el hombre a vencer este fin de semana.

Una reducción en la compresión de los motores Chevrolet amenaza con entreverar las cartas. Ford, para muchos, será la marca líder en esta temporada, ya que no sufrió cambios en la técnica. Silva, Aventin y Martínez son los pilares del Ovalo. A no ser que Dodge y Torino les arruinen la fiestita. Luego no diga que no se lo avisamos...

Comentá la nota