Apuntan al Municipio por la ambulancia que se negó a atender a una paciente grave

Laura Taraccio falleció porque el servicio de emergencia contratado por la Municipalidad nunca acudió al domicilio donde agonizaba. La Justicia acaba de condenar a la empresa de emergencia a pagar una importante indemnización, pero los familiares entienden que también deben responsabilizar al Estado.
La familia de Laura Elizabeth Taraccio, una mujer que el 28 de junio de 2003 murió por falta de atención médica, insiste en que la Municipalidad de Río Cuarto tuvo responsabilidad en el trágico desenlace de la paciente porque la ambulancia que se negó a ir al domicilio donde agonizaba pertenecía a la empresa contratada por el municipio.

El abogado que los representa, José Abrile, presentó la semana pasada ante la cámara civil y comercial de turno una apelación a la sentencia número 9 que la jueza civil y comercial Graciela Filiberti dio a conocer el 10 de febrero último.

En ese fallo, se condena al Policlínico San Lucas a pagar una suma indemnizatoria de 240 mil pesos más intereses a los cuatro hijos de Taraccio, pero libera de responsabilidad a la Municipalidad.

El razonamiento de los familiares de la mujer fallecida es que ambos fueron responsables de la muerte.

Los hechos

La mañana del 23 de junio de 2003, Laura Taraccio comenzó a sufrir convulsiones mientras estaba en la cama. Ante ese grave cuadro, sus familiares se comunicaron con el servicio de emergencia municipal llamando al número 107.

Pero la operadora rechazó el pedido porque si bien la mujer que llamaba era beneficiaria del carné blanco que el Municipio entrega para atender gratuitamente a quienes no tienen recursos, la paciente que venía de visita desde Santa Fe no tenía ese certificado, ni tampoco los cien pesos que la empleada le dijo que debían pagar si quería que la ambulancia fuera a su domicilio.

Al poco tiempo, quien efectuó un nuevo llamado a la unidad móvil contratada por la Municipalidad fue un agente del Comando Radioeléctrico, pero obtuvo la misma respuesta que los familiares.

Las pericias médicas, comprobaron que la muerte de Taraccio se produjo por la falta de atención de un médico. En otras palabras, la presencia de la ambulancia en el momento en que se la reclamó, hubiera podido salvarle la vida.

La sentencia señala que el fallecimiento se produjo “por convulsiones tónico-clónicas que le produjeron asfixia” y agrega que “dicha patología no es mortal si es atendida adecuadamente, por lo que la causa del deceso es la falta de atención médica”.

¿Responsabilidades compartidas?

En la demanda que presentaron los familiares de Taraccio responsabilizan al Policlínico San Lucas porque entiende que no puede escudarse en un supuesto acuerdo para atender sólo a las personas que tienen carné blanco, y de esa manera privarlos de atención médica violando los códigos de ética.

Pero también le apunta al Municipio porque entiende que debe responder “por extensión de responsabilidad” ya que se trata de la empresa que había sido contratada para prestar el servicio de emergencia municipal.

Además, mencionan que la Carta Orgánica Municipal garantiza que la protección primaria de salud sea gratuita e indelegable y que “al delegar el cumplimiento del servicio de emergencia a una empresa privada, viola el deber de solidaridad y gratuidad, pues la empresa privada da primacía a las ganancias”.

Sobre este punto, la sentencia entiende que las obligaciones que surgen de la Carta Orgánica no son operativas, es decir que no conllevan una inmediata obligación de cumplimiento.

La resolución deja en claro que el compromiso asumido por el Municipio abarca a todos los ciudadanos que son beneficiarios del carné blanco, pero ese mismo argumento no resulta válido para la empresa porque, a entender de la jueza, por razones humanitarias la clínica estaba obligada a asistir a la víctima, “máxime teniendo en cuenta que había sido llamada por la fuerza policial”.

A la apelación presentada por la familia se le sumará la casi segura casación del policlínico, por lo tanto la obligación de indemnizar a los cuatro hijos de Taraccio con 60 mil pesos a cada uno recién podría quedar firme cuando se expida la Cámara Civil y Comercial.

Comentá la nota