Apuntan hacia las textiles por el incendio en la Ruta 5

La Secretaría de Medio Ambiente denunció que el incendio se registró "en un basurero ilegal" y advirtió que "se intimará y se aplicarán las sanciones previstas en la Ley" a las empresas responsables. NUEVA RIOJA informó en exclusiva del siniestro, que ocurrió el viernes pasado.
El Gobierno de la Provincia responsabilizó a las industrias textiles radicadas en el Parque Industrial que "depositan sus residuos en formas irresponsable" en un basurero que, en forma paralela fue calificado como "ilegal". Desde Gobierno se advirtió a las empresas textiles, que en caso de comprobar que los residuos les pertenecen "se les intimará y aplicará las sanciones establecidas por la ley", es decir multas y el apercibimiento para que "esto no vuelva a ocurrir". La reacción estatal llegó a raíz de un pavoroso incendio registrado en un basurero clandestino, ubicado en el triángulo conformado por la Ruta 5 y la bifurcación hacia el acceso al aeropuerto Almandos Almonacid, tal como publicó NUEVA RIOJA, único medio de la Provincia que brindó la correspondiente cobertura periodística.

Terrible incendio

El incendio que provocó la fuerte reacción del Gobierno de la Provincia se registró durante las últimas horas del jueves y las primeras del viernes, en una recicladora, en rigor de verdad un verdadero basural, asentado detrás del lugar conocido como Planta de AFEMA, justo en la bifurcación de la Ruta 5 y el acceso al Aeropuerto Almandos Almonacid.

Si bien el esforzado trabajo de integrantes de los Bomberos Voluntarios y Brigadas de Defensa Civil, que además aportó los camiones cisterna con agua, logró sofocar el tremendo siniestro, el fuego se reavivaba a cada instante, inclusive hasta ayer.

Hasta la tarde de ayer trabajan en la extinción del foco, que se intensificó por momentos, ya que entre los desperdicios hallaron recipientes con restos de residuos tóxicos y volátiles, probablemente material sobrante de pintura u otro solvente, además de una heterogénea variedad de restos de algodón procesado, cartones y polietileno.

Justamente ayer, en una recorrida por el lugar, el secretario de Medio Ambiente de la Provincia, Nito Brizuela y su equipo de colaboradores se constituyeron en el lugar "luego que la Dirección de Defensa Civil nos avisó de unos tanques que estaban explotando. Por ello nos apersonamos en el sitio y nos dimos que por la característica de los residuos, elementos plásticos, desechos de las empresas textiles, no se puedan apagar rápidamente".

"El origen de los residuos, en su mayoría, son del Parque Industrial y, en menos cantidad, de otros establecimientos", aseguró el funcionario.

Respecto a quien debe atribuirse la responsabilidad de la situación, Brizuela no dudó en señalar que responsable de este incendio, "son los establecimientos fabriles que por ley deben disponer de este tipo de residuos en los lugares autorizados y no en estos terrenos".

Más tarde, desde el Gobierno se informó que "el mecanismo que se aplicará para sancionar a los infractores es, en primer lugar, revisar el origen de los residuos y posteriormente los inspectores de la Secretaría, que ejerce el poder de Policía de Ambiente, notificarán a las empresas de las cuales se supone que provienen los desechos.

"Vamos a intimarlos y aplicar las sanciones establecidas por la ley, multas y el apercibimiento para que esto no vuelva a ocurrir", dijo Brizuela y explicó que en el caso de que exista un acuerdo con gente que pueda hacer reciclado, venta de cartones, haremos una autorización según las condiciones que debe tener el predio".

Justamente el predio pertenecería a una familia de apellido Quinteros y tiene una extensión de casi dos kilómetros.

Comentá la nota