"Apuntamos a ser cada vez más competitivos con nuestra producción", dijo Saiz

El gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, encabezó hoy en el Salón Gris de Casa de Gobierno el acto de firma de los respectivos acuerdos con el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación, Carlos Cheppi, para la concreción de los primeros desembolsos por parte de Nación de los fondos destinados al Plan Frutícola Integral.
En este marco, anunció la puesta en marcha de la tercera etapa del Programa de Agroinsumos Regional –PAR 3- destinado a la renovación de maquinarias.

En la oportunidad estuvieron presentes además la subsecretaria de Agricultura y Forestación de Nación, Carla Campos Bilbao; el ministro de Desarrollo Territorial de Neuquén, Leandro Bertoya; el ministro de Producción de La Pampa, Albelardo Ferran; el senador nacional Pablo Verani; el diputado nacional Hugo Cuevas, funcionarios del Poder Ejecutivo y Legislativo provincial, representantes de la Federación y las Cámaras de Productores de Río Negro y Neuquen, funcionarios de la Provincia de La Pampa, así como empresarios del sector, entre otros.

El primer convenio rubricado fue por 5.000.000 de pesos destinados al pago de premios de pólizas de seguro contra granizo, monto que también incluye los gastos de los productores frutícolas de Colonia 25 de Mayo, provincia de La Pampa.

El segundo convenio permite la transferencia de 3.500.000 pesos destinados a reconocer los costos asumidos por el productor rionegrino en el cumplimiento del “Proyecto Regional de Supresión de Carpocapsa”.

Por último, se rubricó un convenio por 2.125.000 pesos para ayudar a los pequeños y medianos productores en la renovación de montes frutales mediante la provisión de plantas para sus establecimientos productivos.

Luego de la firma de los convenios, que permitirán la transferencia de 10.625.000 pesos para el sector frutícola rionegrino, el gobernador Miguel Saiz señaló que “este es un momento trascendente porque se ha establecido como prioridad objetivo muy claro del gobierno de la Provincia implementar un plan estratégico que nos permitiera que este sostén de la economía provincial que ha sido siempre la producción de la pera y la manzana en los valles irrigados”.

“El objetivo era contar con un plan que nos permitiera ser cada vez más competitivos y con mayor presencia en el nivel internacional. Estos acuerdos forman parte del plan estratégico de la Provincia ideado para ir avanzando en conjunto, sin sectores excluidos o que quedaran fuera del sistema y que a su vez nos permitiera ofrecer al mundo la calidad y la sanidad que se requieren cuando nos compran”, indicó el mandatario.

Saiz agregó que “por eso nuestra primera decisión cuando asumimos el Gobierno fue crear el Ministerio de la Producción, para que desde allí se pudiera trabajar con todos los sectores y con todas las regiones en el convencimiento que la producción y la generación de riqueza es la única alternativa que nos puede permitir avanzar en mejorar la calidad de vida de todos y cada uno de los habitantes de la Provincia”.

“La Patagonia está sustentada fundamentalmente en la fragilidad de los recursos naturales pero también en la férrea voluntad, decisión y coraje del hombre para ser una actividad productiva que nos permite vivir a todos”, remarcó el mandatario provincial.

Reseñó que “también decíamos que las responsabilidades compartidas necesitan respuestas consensuadas y haber podido lograr este Plan Frutícola Integral con el consenso privado y público, tanto la Provincia como la Nación, me parece absolutamente importante. Hoy estamos iniciando el cumplimiento para lo que resta del año de tres programas que integran el Plan Frutícola Integral y que seguramente con su continuidad podremos atacar problemas más profundos para los años venideros”.

Asimismo, el gobernador Miguel Saiz ratificó el compromiso de la Provincia de seguir trabajando en los planes de sanidad, “ y es por eso el aporte en cinco años de 22 millones de pesos a la lucha contra la carpocapsa”, sostuvo.

“También estamos convencidos que no se puede lograr calidad ni sanidad sin un parque de maquinarias acordes. Por eso quiero anunciarles también el lanzamiento de la III etapa del Plan de renovación de Maquinarias que a través del Consejo Federal de Inversiones y el aporte de la Provincia que nos va a permitir también este año nuevamente posibilitar a productores de nuestra provincia en la renovación fundamentalmente de sus tractores, curadoras o fumigadoras”, indicó.

El gobernador sostuvo además que “seguramente más allá de los valores que hoy están siendo discutidos en función de la crisis internacional que nos afecta, vamos a estar dándole solución en estas tres etapas del plan, a aproximadamente 240 productores que a través de estas líneas de créditos han podido y podrán renovar su parque de maquinarias al servicio de la producción”.

Por otra parte, Miguel Saiz remarcó que “quiero ratificar el compromiso de la Provincia de Río Negro de seguir trabajando en la generación de riquezas. Nosotros tenemos 150 mil hectáreas en nuestro territorio sistematizadas bajo riego, pero tenemos la potencialidad de sistema 800 mil, por que tenemos los valles, los ríos que hoy, inexplicablemente a esta altura del mundo, un promedio de 800 metros cúbicos de excelente calidad en el mar”.

“Es necesario acompañar la inversión privada con la pública. Por que no en este país en el que ya hemos hablado de energía plus, de gas plus y en el que mañana comenzaremos a hablar de petróleo plus, por qué no hablar en no muy largo plazo de agricultura plus, dándole beneficios a todos aquellos que incorporan tierras a la producción que es la que nos va a permitir seguir abasteciendo a un mundo que más allá de las crisis, sigue necesitando alimentos y nosotros tenemos el clima, la tierra el agua y fundamentalmente a nuestros productores para seguir trabajando en ese sentido”.

Del ministro Juan Accatino

El ministro de producción provincial, Juan Accatino, explicó que “estos fondos vienen a reforzar tres programas con los que contamos, como facilitar el acceso al seguro contra el granizo, el proyecto Regional de Supresión de Carpocapsa, y la renovación de montes frutales mediante la provisión de plantas para sus establecimientos productivos.

“Buscamos que los productores se sumen a este seguro. Muchos plantearán su incidencia en los costos de producción, pero es mucho más grave no tenerlo y perder toda la cosecha del año en unos minutos. Anualmente se pierde no menos de la producción de 2000 hectáreas por este fenómeno climático. Por ello, este programa es una de las claves de este plan”, indicó.

Accatino remarcó que “desde el inicio de esta gestión nos planteamos concertar políticas de desarrollo entre el sector público y el privado del complejo frutícola, involucrando a los productores, los empresarios y los exportadores con el Estado”.

“Luego de años de intensa labor llegamos a tener el Plan Frutícola, que es perfectible y necesariamente se irá modificando en el tiempo, ya que las variables a las que está sujeto juegan un rol de gran importancia. Por caso, cuando planteamos este programa, no estaban presentes las medidas ahora impuestas por Rusia para la entrada de fruta ni tampoco la actual crisis global económica, que afecta principalmente a los países que importan nuestros productos, como la Unión Europea y Estados Unidos”, explicó.

Recalcó que “más allá de algunas modificaciones, no cambiarán los grandes ejes de nuestro Plan Frutícola. Estarán ligados a reconvertir nuestros montes frutales, producir lo que el mundo demanda y no lo que nosotros queremos, lo que llevará a un fuerte cambio en nuestra estructura”.

“Otro punto fundamental será el de la sanidad. Oportunamente el gobernador Saiz planteó una ‘guerra total contra la carpocapsa’, y hoy estamos firmando un convenio para reforzar este plan nacional contra esta plaga. Hoy tenemos ya 28.000 hectáreas bajo programa, constituyendo la mayor superficie del mundo afectada a una lucha contra una plaga, y esperamos que en los próximos años podamos estar con todos nuestros valles y las provincias del norte libres de esta plaga”.

Asimismo, Accatino agregó que “ahora se plantea un nuevo desafío, que es la inocuidad. Rusia plantea que no quiere fruta con más de un determinado valor de pesticidas. Ese país representa el 30% de nuestro mercado, por lo que esperamos alcanzar un acuerdo en el corto plazo que permita salvar esta situación”.

Del secretario Carlos Cheppi

Por su parte, el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Carlos Cheppi, destacó el trabajo conjunto que se ha venido haciendo “entre la Provincia, la Nación, productores y empresarios para llegar a la conformación de este plan, que a partir de una fuerte decisión política que se tomó este año de generar en el presupuesto de la Secretaría de Agricultura, un fondo para las economías regionales”.

“En tanto, para el año próximo se prevén en el Presupuesto unos 230 millones de pesos, con los cuales se irán nutriendo todos estos fondos para apuntalar las distintas producciones regionales”, añadió.

Destacó además que “el aspecto sanitario es algo en lo que las provincias, Nación y los productores debemos poner mucho énfasis, ya que cada vez serán más amplias las limitaciones que irán poniendo los mercados”.

“En el caso puntual de Rusia, hemos tenido varias reuniones para destrabar la situación, y en el próximo viaje de la Presidenta Cristina Fernández se firmará el acuerdo definitivo para plantear los puntos necesarios como para no perder este mercado. Creo que en particular los valles de esta región tienen condiciones que podrán ser resueltas rápidamente”, señaló.

Agregó que “también estamos trabajando con las provincias en la planificación del año 2009, cuando en la Secretaría contaremos con unos 800 millones de pesos más que en la actualidad. Esto, sumado a un muy presupuesto del INTA y SENASA, contaremos con una importante cantidad de fondos que deben ser canalizados a través de un programa muy bien planificado”.

“Debemos planificar para poder avanzar en pasos concretos en lo estructural, pero también con la posibilidad de reacción para cuando vienen algunas causas extremas como sequía o cualquier problema climático no nos alcancen sin las previsiones adecuadas”, indicó el funcionario nacional.

En este marco, Cheppi remarcó que “debemos trabajar en la aprobación por parte del Congreso de un buen seguro agropecuario que nos permita no correr de atrás a los problemas, y que en definitiva con el correr de los años significará bajar considerablemente los costos finales”.

Comentá la nota