Apuestas post-elecciones: los bonos más tentadores que recomienda la city porteña

En el menú está en el Discount en pesos, el PR9 y el PR12 (especulando con un arreglo del INDEC), y los bonos en dólares como el Bonar 11 y los Bodenes 12 y 15. Hay retornos de más de 20% en moneda dura
Después del ajuste que sufrieron los bonos el martes, por la típica toma de ganancias después del rally, ayer volvieron a ser lo que eran. Los títulos públicos se dispararon hasta 8% en los nominados en pesos. En lista de los triunfadores del día estuvieron el Par en pesos (7,80%), Discount en pesos (4,28%) y Bogar 18 (5,33%).

Los operadores saben que el escenario post elecciones abre un sinfín de alternativas de inversión, más allá incluso de la impresionante suba que tuvieron los bonos en el último semestre (de hasta 111%). Así, las principales casas de bolsa de la city porteña están ideando estrategias para seguir apostando por la renta fija, en un contexto donde el menor poder político del oficialismo limita las políticas "irracionales" que ponen nerviosos a los mercados. También algunos fantasean con un acuerdo con el FMI y arreglar con los holdouts (los acreedores que no ingresaron al canje).

–Delphos Investment: Recomiendan particularmente el Discount en pesos (DICP) por la idea de que se saneará el INDEC (en algún momento). Desde mediados de 2005 y hasta la primera manipulación del IPC (en enero de 2007), el bono rendía, en promedio, 6,1% en términos reales. Luego, por la tergiversación del índice, la TIR comenzó a subir (mes a mes la diferencia entre la inflación real y la oficial se agrandaba) y llegó al 10% promedio antes del estallido de la crisis. Con posterioridad a la quiebra de Lehman Brothers, el rendimiento del DICP mantuvo su tendencia positiva, pero el nivel de manipulación dejó de elevarse. Pasados los últimos meses de rebote, el bono promete hoy aproximadamente el 15% real anual. "Jugando un poco con los datos, se concluye que el primer precio target para el DICP (aquél con TIR similar a la precrisis) es de $ 110, un 51,7% superior al precio actual. Si arreglan el INDEC y, por ende, llevan a cero el diferencial entre la inflación verdadera y el IPC, el upside es de 129%. Como mínimo, atractivo", dice la consultora.

–Portfolio Personal: El equipo de analistas de research recomienda moverse para adelante de la curva. Es decir, vender Boden 12 y comprar Bonar 11 en el muy corto plazo. Los dos son en dólares, con una pequeña diferencia de duration (vida promedio del título) a favor del segundo. El primero presenta una TIR del orden del 24% anual y el segundo del orden del 28% anual.

Con otro nivel de riesgo (porque son en pesos indexados), Portfolio ensaya esta operación: vender PR12 y comprar PRE9. El primero con una TIR actual del orden del 30,1% anual (real) y duration de 1.75. El segundo con una TIR del 29,9% y duration de 1.4. Según dicen, entre estos dos bonos históricamente siempre existe un arbitraje muy dinámico.

"El Bonar V no tiene comparable directo. Es en pesos a tasa fija con una duration del orden de 2.4. Su TIR actual es del 43.3% anual y entendemos que se encuentra desarbitrado con respecto al resto de la curva en pesos. Misma duration, indexados, se ubican hoy en rendimientos cercanas al 30% más inflación. Su única limitación su menor liquidez en mercado", aclara la sociedad de bolsa.

–Maxinver: La consultora que preside Eduardo Blasco tiene como preferencia el Bonar 11. "De acuerdo a proyecciones, si durante las próximas 5 a 7 ruedas se consolidaran cotizaciones (por cada u$s 100 de valor residual) inferiores a u$s 72, deberían interpretarse como señal de cambio de tendencia. Si esta situación se produjera, el siguiente soporte técnico relevante (para definir la potencial profundidad de ajuste) se encuentra en la cotización de u$s 66, nivel donde estaría aproximadamente la media móvil de 40 días en ese eventual escenario de cambio de tendencia. Nuestra recomendación técnica es tener posiciones compradas, aplicando stop loss si se dieran los escenarios de cambio de tendencia descriptos", dice. Con respecto al Boden 12, señalan que para presuponer una consolidación de tendencia alcista, la cotización por cada u$s 100 de valor residual debería ubicarse sobre el nivel de u$s 65". A su vez, cotizaciones inferiores a u$s 62.50/63 significarían una señal de tendencia bajista. Si consideramos este bono en forma unitaria, la recomendación sería de tener posiciones cero (ni compradas ni vendidas). Por otro lado, el Boden 2015 sigue una tendencia compradora, como también ven atractivo en Bogar 18, Boden 14, PR 12 y Bonar V en pesos.

Comentá la nota