La apuesta faraónica que busca revolucionar el comercio regional

¿Qué importancia tiene este plan para América del Sur?. La construcción de los túneles en la Cordillera de los Andes potenciará el llamado Corredor Biocéanico, que se extiende desde la ciudad brasileña de Porto Alegre hasta la localidad chilena de Coquimbo. Este proyecto le permitirá a América del Sur reforzar la integración física de sus países y consolidar la conexión de los mercados latinoamericanos. Y más importante aún, hará posible aumentar el intercambio comercial con Asia, si se tiene en cuenta que el comercio sudamericano por el Océano Pacífico será de unas 70 millones de toneladas para el año 2040.
¿Qué trascendencia tendrá para los países asiáticos?

Los mercados asiáticos, en especial China, podrán colocar sus productos con más facilidad en el mercado latinoamericano. Pero también podrán comprar más commodities a los países sudamericanos, como los alimentos en el caso de Argentina. Las economías asiáticas vienen creciendo a tasas muy altas y se calcula que más del 60% del comercio mundial se realiza a través del Océano Pacífico para financiarlas.

¿Cuál es la ventaja que tienen los túneles trasandinos?

Se prevé la construcción de dos túneles en la Cordillera: uno de ellos unirá la localidad mendocina Luján de Cuyo con el pueblo chileno Los Andes, y el otro se conectará al norte con la región de Coquimbo. Algunos pasos limítrofes que se utilizan en la actualidad –como el Cristo Redentor– deben ser cerrados cuando la nieve obstaculiza el camino, pero los túneles no sufrirán ese inconveniente y permitirán que el tránsito comercial continúe sin problemas en invierno.

¿Qué características técnicas presenta el emprendimiento?

Cada túnel contará con un largo que oscilará entre los veinte y cincuenta kilómetros, ostentarán un ancho de diez metros y serán túneles ferroviarios que estarán equipados con formaciones que podrán transportar tanto mercaderías como camiones. Se podrá trasladar una cantidad total de mercadería mucho mayor de la habitual: un paso limítrofe tiene una capacidad de cinco millones de toneladas anuales, pero los túneles tendrán un caudal de 70 millones por año.

¿Qué empresas intervienen y cuál es el monto de la inversión?

Este proyecto es una iniciativa privada de la Corporación América, propiedad de Eduardo Eurnekian, un empresario con buenos vínculos con el Gobierno nacional. También intervienen otras ocho empresas con presencia internacional, dentro de un grupo donde revistan las compañías Mitsubishi, Odebrecht, Empresas Navieras y Comsa. El costo total del ambicioso plan del Corredor Bioceánico asciende a la cifra de tres mil millones de dólares.

Comentá la nota