Aprueban crédito de u$s 50 millones del BID

Estos fondos van a ser operados por la Corporación Vitivinícola Argentina dentro del Plan Estratégico Vitivinícola. El dinero llegará en concepto de ANR -aportes no reembolsables-. Habrá una contrapartida de u$s 25 millones de la Nación.
El BID otorgó un préstamo clave para el sector vitivinícola argentino. El mismo tiene como objeto incorporar a los pequeños y medianos productores a la cadena vitivinícola de todo el país. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acordó ayer otorgar a la Argentina este préstamo por 50 millones de dólares que será canalizado a través de la Secretaría de Agricultura de la Nación y la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR).

El anuncio lo efectuó ayer el gobernador José Luis Gioja en una conferencia de prensa que contó con la presencia del vicegobernador Rubén Darío Uñac; el vicegobernador de Mendoza, en ejercicio del Poder Ejecutivo, Cristian Racconto; el subsecretario de Agroindustria y Mercados de la Nación, Rubén Darío Patrouilleu, el presidente de COVIAR José Molina, asesores del organismo y funcionarios provinciales.

Gioja comenzó diciendo que ayer, alrededor de las 15.00, recibió una llamada telefónica del director ejecutivo del BID para Argentina, Eduardo Díaz Bonilla, quien le anunció que el directorio de la entidad crediticia había aprobado un préstamo para Argentina por 50 millones de dólares para ser destinado a la integración a la cadena vitivinícola de los pequeños y medianos productores de las distintas regiones del país.

El primer mandatario recordó que en ocasión de una reunión mantenida el año pasado con el presidente del BID, se le planteó la necesidad que existía en la región de incorporar a los pequeños productores a la cadena vitivinícola y que para ello era imprescindible contar con una línea de crédito de esa entidad. Tiempo después Gioja junto con el gobernador de Mendoza, Celso Jaque, y autoridades del BID firmaron un acta compromiso y el trámite del crédito quedó en gestión.

El mandatario sanjuanino agregó que como contrapartida la Nación hará otro aporte de 25 millones de dólares para el mismo fin. Asimismo puntualizó que el otorgamiento del préstamo era muy importante por distintas razones: una, el objeto que se persigue; otra, la época en que se concretaba donde la crisis económica mundial no tiene nada que ver y además porque los recursos vendrán a reforzar una línea de trabajo que se ha trazado en materia vitivinícola a la que ahora se sumarán los pequeños y medianos productores.

El vicegobernador de Mendoza por su parte destacó su satisfacción y orgullo por poder participar del anuncio de la concesión del préstamo que era producto del esfuerzo y el trabajo de muchos actores y sectores de San Juan y Mendoza para poder desarrollar y dignificar a la región. Racconto puso de relieve el trabajo que se viene realizando en materia vitivinícola, con una fuerte planificación que compromete tanto al sector privado como a los gobernantes.

Luego, el presidente de COVIAR José Molina dijo que el otorgamiento del préstamo acordado en la fecha pasaba va a constituirse en uno de los logros más importantes alcanzados por la institución y su plan estratégico y realizó un reconocimiento a la labor desarrollada por el anterior presidente, Eduardo Sancho.

Molina expresó que el plan estratégico de la entidad es un plan de inclusión porque con los recursos acordados se trabajará para incorporar a la cadena vitivinícola a los pequeños y medianos productores de las distintas regiones del país para que ninguno quede fuera de la estrategia fijada a largo plazo.

El dirigente añadió también que el crédito del BID estará dirigido al fortalecimiento institucional para generar planes de negocios para los pequeños productores y para que las empresas tractoras puedan realizar nuevas asociaciones de productores. Los beneficiados serán aquellos productores con viñedos igual o menor a 20 hectáreas y que al menos el 50% de sus ingresos provengan de la actividad vitícola.

El presidente de la COVIAR aclaró que los productores no recibirán los beneficios en forma individual sino que deberán integrarse en grupos asociativos con establecimientos que lideren planes integrados de negocios.

El programa incluye importantes incentivos a establecimientos como estímulo para que se asocien con productores primarios, como por ejemplo bodegas elaboradoras de vinos y/o mostos, trasladistas o fraccionadoras; galpones de empaque de uvas, secaderos, concentradoras de mostos y comercializadoras de productos vitivinícolas.

En cinco años de ejecución del programa se planea asistir a 60 grupos asociativos nuevos o ya conformados, integrados por 1.800 productores primarios, al menos 60 establecimientos líderes y sobre un total de 10 mil hectáreas asistidas.

Finalmente el subsecretario de Agroindustria y Mercados de la Nación refirió que el otorgamiento del préstamo es una clara muestra de confianza en la Argentina.

Comentá la nota