Aprueban en comisiones el proyecto para construir un nuevo centro médico

Los concejales aprobaron ayer el acuerdo con la Nación y la Provincia para construir un centro médico de mediana complejidad en el predio de la vieja estación de cargas. El expediente deberá ser votado aun en el recinto. El Acuerdo Cívico y Social reclamó

El proyecto de ordenanza que convalida la construcción de un Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA) dedicado a la atención sanitaria de mediana complejidad fue aprobado ayer por tres comisiones del Concejo Deliberante, con lo cual podrá ser tratado y votado de manera definitiva en la próxima sesión plenaria del cuerpo, prevista para el jueves de 10 de setiembre.

La iniciativa, tal como había sido propuesta por el intendente Gustavo Pulti, fue respaldada por el bloque de Acción Marplatense y los concejales Viviana Roca y Juan Carlos Cordeu, del Frente Nacional Popular Marplatense; Verónica Beresiarte y Carlos Filippini, del Frente para la Victoria y el peronista Ricardo Alonso, quienes integran las comisiones de Obras, Legislación y Hacienda.

En tanto que los concejales del interbloque del Acuerdo Cívico y Social también se pronunciaron a favor de la convalidación del convenio, aunque a través de un proyecto propio, que incluía varias condiciones para avalar la construcción del CEMA.

Entre ellas, pidieron la creación un fondo especial para asegurar inversiones en las salas de atención primaria, que se convoque a una mesa de trabajo para introducir mejoras en la carrera sanitaria municipal y que el gobierno inicie gestiones ante la Provincia de Buenos Aires para que se comprometa a financiar al menos una parte de los gastos de funcionamiento que generará el nuevo establecimiento.

Tras un largo debate, el proyecto del oficialismo fue el que más votos recibió. No obstante el Acuerdo Cívico y Social sostuvo su propuesta promoviendo que también llegara al recinto a través de un despacho de minoría.

Financiamiento

El proyecto para construir un establecimiento dedicado a la atención médica de mediana complejidad cobró forma en el mes de mayo, cuando el intendente Gustavo Pulti firmó un acuerdo político en vísperas de las elecciones con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández y el gobernador Daniel Scioli.

Allí se estableció entre otras cosas que la Nación aportaría 28 millones de pesos para construir el edificio del CEMA en el predio de la vieja estación de cargas de la avenida Juan B.Justo y que la Provincia se ocuparía de equiparlo, con una inversión de unos 6 millones de pesos.

En este caso, el papel del municipio sería el de hacerse cargo de los costos de funcionamiento del nuevo centro médico, entre los que figuran los gastos de mantenimiento, personal e insumos.

Los concejales del Acuerdo Cívico y Social plantearon desde un comienzo sus reparos, haciendo eje en que el CEMA significará la creación de un gasto estructural y permanente para el municipio sin que estén claras cuáles serán sus fuentes de financiamiento.

La semana pasada quien se ocupó de dar explicaciones al respecto fue el secretario de Economía y Hacienda, Mariano Pérez Rojas, quien precisó ante los concejales que -según sus cálculos- el CEMA podría demandar un gasto de entre 4 y 5 millones de pesos por año. En ese momento el funcionario expuso de qué manera la comuna podría cubrir gran parte de esa cifra, a través de un incremento en los ingresos por coparticipación y mediante el cobro del Samo a las obras sociales. No obstante el secretario reconoció que aún debería estudiarse cómo generar más recursos.

Atención primaria

El debate de ayer en las comisiones se inició con la exposición del radical Walter Malaguti, quien explicó los detalles del proyecto del Acuerdo Cívico.

El concejal señaló que el interbloque estaba dispuesto a convalidar la firma del convenio con la Nación y la Provincia, pero pidió que se adopten medidas que garanticen que haya mejoras en el servicio de atención primaria existente. Concretamente reclamó la creación de un fondo específico que, durante los próximos dos años, asegure una inversión de 30 millones de pesos en obras edilicias, en equipamiento e insumos para las salas y centros de salud.

Para argumentar a favor de este planteo, los ediles del interbloque explicaron que, teniendo en cuenta que el CEMA sería habilitado a fines de 2011, la comuna debería dedicarle hasta entonces una fuerte inversión al actual sistema sanitario municipal para dejarlo en óptimas condiciones.

Este pedido fue objetado por el oficialismo y las otras bancadas que se alinearon tras la propuesta del Ejecutivo. El concejal de Acción Marplatense, Santiago Bonifatti, se encargó de puntualizar que la propuesta no podía prosperar ya que no estaba en claro de dónde serían obtenidos los fondos que se pretendían aplicar para la mejora del sistema de atención primaria y señaló que el gobierno ya lleva adelante un plan de refuerzo de inversión en el área de salud, financiado por la contribución adicional que pagan los vecinos.

No obstante, el oficialismo reconoció algunas virtudes en la iniciativa del Acuerdo Cívico, tales como la idea de pedir apoyo financiero de la Provincia y de crear mejores condiciones para la carrera sanitaria municipal, con el propósito de que la comuna tenga mayor éxito a la hora de reclutar profesionales.

En definitiva, a la hora de someter a votación el proyecto, Acción Marplatense y sus aliados lograron que fuera aprobado el expediente tal como había sido elevado por el jefe comunal, con un único artículo en el que se hace mención a la convalidación del acuerdo.

En tanto que el interbloque mantuvo su postura de acompañar el convenio pero poniendo el acento en sus pedidos adicionales.

Comentá la nota