Aprueban aumento para los taxis

Aprueban aumento para los taxis
En una conflictiva sesión, el Concejo Deliberante aprobó ayer el incremento de tarifas reclamado desde hace tres meses. Así, la bajada de bandera pasará a costar 3,50 pesos, mientras que por la ficha de 130 metros se abonará 30 centavos.
En lo que por momentos se pudo transformar en otra frustrada reunión, los ediles platenses pudieron avanzar con la sanción de varias ordenanzas que estaban en carpeta desde la semana pasada. Así, los taxistas platenses consiguieron una nueva recomposición de su cuadro tarifario, con el voto de concejales oficialistas y opositores que dieron el quórum y la mayoría necesaria para el tratamiento sobre tablas.

El aumento contempla que la bajada de bandera pasará a costar 3,50 pesos, mientras que por la ficha de 130 metros se abonará 30 centavos. En la actualidad esos valores son de 3 pesos y de 25 centavos respectivamente.

La interna en el bloque bruerista "metió la cola" nuevamente, ya que al momento de comenzar la sesión se pudo constatar que los concejales Cristian Vicent, Fabián Lugli y Carlos Melzi no se encontraban en el recinto, mientras que Miguel Forte se ausentó al momento de comenzar los homenajes. Los dos primeros integran el bloque oficialista, el tercero conforma desde hace tiempo un bloque unipersonal cercano al intendente, y Forte es dirigente del sindicato de camioneros electo por la lista bruerista el 28 de junio pasado, que hasta este momento se estaba integrando a la bancada oficialista.

Lo concreto es que, advertidos de la situación, los bloques opositores prestaron quórum para la votación de una ordenanza por la que estaban convocadas Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, para luego retirarse y esperar que el bloque bruerista solucionara sus serios problemas internos, que al momento llevaban a frustrar dos sesiones seguidas.

Fue cuando delegados de los taxistas, que se habían congregado desde la mañana en gran número, estacionando sus coches sobre las entradas del Palacio Municipal, frente a la plaza Moreno, se dirigieron hacia la presidencia del Concejo para reclamar por el imcumplimiento de las promesas que habían recibido desde el Municipio. Se vivieron momentos de tensión, con la posibilidad seria de que se llegara a una movilización masiva que incluyera cortes de calles y la bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata. Mientras tanto, y ante la evidente imposibilidad de la conducción del bloque bruerista de convencer a sus propios ediles "rebeldes", desde la presidencia del Concejo se iniciaron febriles gestiones para tratar de que algunas bancadas opositoras bajaran al recinto a votar, al menos, el aumento prometido.

Finalmente, cerca de las 18 se pudo constituir el cuerpo en reunión con nueve ediles del oficialismo, los cuatro que integran el espacio del Acuerdo Cívico y Social -dos por la Coalición Cívica, uno por el GEN y otro por la UCR- y los dos de los que integran el bloque Peronismo Federal.

El concejal Francisco Capparelli fundamentó desde el oficialismo el pedido de aumento, basado en el atraso tarifario y la renovación de la flota de taxis. Desde la oposición, la arista Susana Sánchez expresó el apoyo de su bloque, pero cuestionando la inexistencia de una política integral de transporte. Lo mismo hizo el edil electo por el partido GEN Gastón Crespo, que endilgó la demora en la sesión a las internas del oficialismo. Por su parte, Juan Pedro Chávez, de Peronismo Federal, solicitó no castigar a los propietarios individuales y trabajadores de taxis con el atraso tarifario, si bien solicitó a éstos, como contrapartida, una mayor renovación de la flota de automóviles. Finalmente, Guillermo Duva señaló que en el retorno de su partido, la UCR, al recinto del Concejo, seguiría la conducta de atender los reclamos sectoriales y defender la institucionalidad democrática.

Acto seguido se aprobó por unanimidad la creación del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, más conocido como "Basura Cero", que de esta forma quedó transformado en ordenanza para el partido de La Plata. También la autorización al departamento ejecutivo a utilizar bonos que emita la Provincia para pagar deudas a proveedores, y una ordenanza que regula la actividad de los administradores de consorcios.

El cuerpo decidió enviar al archivo -también de manera unánime- los siete expedientes de rezonificación de terrenos que habían estado en el "ojo del huracán" de la interna en el bloque bruerista, y fueron el origen de la caída de la sesión del miércoles pasado.

Según fuentes del oficialismo, esta fue una manera de enviar un mensaje a algunos ediles díscolos de que "ciertas prácticas ya no corren más".

Comentá la nota