"Si no se aprueba el proyecto oficial los servicios se verán afectados"

A pocas horas de que se vote la Ordenanza Tributaria, Omar Perotti realizó declaraciones públicas en las que se pudo observar una clara presión a los ediles que no integran su partido. Durante la mañana se debatirá esta normativa que determina los montos que los rafaelinos pagarán en concepto de impuestos municipales, mientras que por la noche, en sesión ordinaria se elegirán las nuevas autoridades del Cuerpo Legislativo.
El intendente Omar Perotti se refirió al proyecto de ordenanza tributaria que será votado hoy en el Concejo Municipal. En ese sentido, Perotti pidió una discusión "acorde a la responsabilidad que el municipio necesita" y advirtió que si no prospera la propuesta oficialista, "todos serán conscientes de que habrá que manejarse con menores posibilidades en la prestación de servicios en algunas obras"

"Como ya viene pasando desde hace 17 años, el 30 de setiembre elevamos el presupuesto y la ordenanza tributaria a consideración de los concejales, y a partir de allí se abre una discusión acerca del marco que debe contener la ordenanza. Es una etapa en la que hay que ser muy cautos, tener cuidado en elevar alguna alícuota. Por eso pensamos en una suma fija porque nos parecía que era la más conveniente, para no tener cifras que se desacomodaran. Lo que propusimos fueron 6,11 y 14 pesos, esta última cifra como máximo para la casa más cara del lugar mejor cotizado", señaló Perotti.

El intendente advirtió que "debemos tener muy claro que la prestación de servicios tiene costos que se actualizan año a año. Con esto deberíamos estar manteniendo el nivel de prestaciones. Confiamos en que en el Concejo habrá una discusión acorde a la responsabilidad y al nivel de pedidos que emana del mismo Concejo".

En esa línea, recordó que "el Concejo nos pide mejorar los servicios, extender el transporte, mantener el alumbrado, hacer más bacheos. Eso requiere dinero que de algún lado tiene que salir. Si nos plantean menores recursos, todos serán conscientes de que habrá que manejarse con menores posibilidades en la prestación de servicios en algunas obras".

"Estamos llegando a fin de año con un municipio equilibrado, que no entra en déficit, que mantiene sus cuentas en orden, a pesar de lo durísimo que ha sido el año. No estamos planteando cifras desacomodadas, son cifras altamente manejables y confiamos en que el Concejo nos dará la herramienta para trabajar a lo largo del 2010", señaló finalmente.

Multiespacio

Sobre el proyecto de remodelación del microcentro, -cuyos costos echaron un balde de agua fría sobre la iniciativa y movilizaron a que el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región convocara a profesionales de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa para pedir asesoramiento-, Perotti se remitió a la historia de la iniciativa. "Roberto Lencioni recordó hace unos días que por iniciativa del Centro Comercial e Industrial el municipio hizo un concurso de ideas para remodelar el microcentro, donde participaron los arquitectos. A partir de allí se determinó un esquema de trabajo en el microcentro. Ese proyecto es el que se cotizó. Ese esquema es el que los mismos beneficiarios deberán estimar para conocer cuál es la opción a llevar adelante, o si descarta esto y aparece otra alternativa", afirmó.

El intendente subrayó que "en ningún momento el municipio planteó algo propio ni quiere imponer un proyecto. Lo que se ha planteado es una forma conjunta de trabajo. Si se plantea otra opción, será el mismo Centro Comercial e Industrial el que dirá si quiere dejar de lado su pedido y plantear otra opción. Se analizará todo. Nadie impondrá nada y menos para algo que tiene que hacerse por contribución por mejoras", remarcó.

Reconoció luego que el precio calculado para ejecutar las obras, según el proyecto ganador y en una propuesta que incluye una intervención completa sobre el Bv. Santa Fe entre Tucumán-Constitución y la plaza 25 de Mayo, es elevado. "Sin dudas los números son altos. No sé si son caros o no, son los que son: altos", dijo.

Consultado sobre si el municipio se hará cargo de algunas de las obras, cualquiera sea la opción de remodelación que se encare, Perotti dejó algunas puertas abiertas y cerró otras. Los comerciantes quieren que la obra tenga costos compartidos y que el municipio se haga cargo de una parte, porque el centro es la vidriera de la ciudad. Para Perotti, en cambio, el tema no es tan claro. "En distintas etapas el Estado es parte del proceso en cada una de las construcciones que se hacen: en el financiamiento, en la realización de la obra, distribuyendo los costos. Nunca se llega a una obra si no hay un consenso previo e incluso un registro de oposición en el cual los frentistas deben dar su conformidad. Esta no será la excepción", puntualizó, insistiendo sobre la idea de que nada se hará sin consenso previo.

"Lo que tenemos muy claro -agregó el intendente- es que sin contribución por mejoras no se puede realizar ni esa obra ni ninguna otra. Es algo que hay que analizar claramente y optar entre lo deseable, lo que nos gustaría; y lo que es posible. Frente a esas instancias, habrá que ir manejándose. Será por etapas, por aportes para ciertas partes del proyecto, como el empedrado o las veredas"

Comentá la nota