Se aprobó la reforma fiscal en Neuquén

Los diputados avalaron por unanimidad la modificación integral del Código Fiscal provincial. Se aprobó también un pedido de informe de relevamiento acuífero, un tema relacionado a la minería. Y se aprobó por mayoría la aplicación para cancelar nuevas deudas de los bonos TIPRODEU.
Los diputados le dieron este miércoles al gobierno de Jorge Sapag una herramienta importante para aumentar la recaudación fiscal en la provincia, al aprobar por unanimidad, en general, la modificación del Código Fiscal, que incluyó la derogación de una ley, la 874, que sobrevivía desde el año 1957.

Era el paso legal necesario para que el gobierno pudiera fijar un nuevo régimen al que había sido modificado en el año 2000, que le permitirá ampliar la base impositiva, extendiendo el Impuesto a los Ingresos Brutos a sectores que estaban exentos; y aumentar la alícuota del gravamen a algunas actividades en el caso de empresas con fuerte facturación.

La cámara votó también en forma unánime el proyecto de resolución 761, que solicita al Ejecutivo un informe de relevamiento de cuencas hídricas subterráneas o de planos acuíferos. Esta resolución es un desprendimiento del debate sobre la explotación minera en la provincia, que será tratado por los diputados este jueves, a través del proyecto de ley que regulará la actividad.

La Legislatura también autorizó –esta vez por mayoría- al Ejecutivo a destinar los Títulos Provincial de Cancelación de Deuda (TIPRODEU) para atender obligaciones de pago contraídas con posterioridad al 10 de diciembre del 2007. Como miembro informante por el oficialismo, el diputado Rolando Figueroa definió como "moderno" al nuevo código fiscal; destacó que la nueva estructura aporta claridad y define plazos improrrogables; establece el instituto de consulta vinculante; obliga a las empresas a tener domicilio legal en la provincia, aún las que cuentan con convenios multilaterales y se elimina el secreto fiscal en caso de demanda por alimentos.

En Ingresos Brutos modifica la base imponible de entidades financieras y en "sellos" se incorpora la figura del contrato entre ausentes y crea el impuestos a los juegos de azar por medios electrónicos.

Por la Concertación, Cecilia Bianchi explicó que el nuevo código apuntó a lograr mejorar la fiscalización y una menor evasión. Lo definió como "perfectible", aunque no dudó en destacar que es "mucho mejor que el vigente". Anticipó que en el tratamiento en particular hará observaciones a artículos como el 151 que otorga discrecionalidad al Ejecutivo para aumentar la alícuota hasta un 50%.

La autorización para los Tiprodeu fue votada por el MPN, la Concertación y el Interbloque Peronista Federal. La ley amplía la posibilidad cancelatoria de los bonos en 96 millones.

El cuerpo también sancionó la Ley 2678, que declara patrimonio cultural de la provincia el santuario de San Ignacio, que alberga los restos de Ceferino Namuncura.

Comentá la nota