No se aprobó la reducción de coparticipación a las municipalidades pero seguirá bajo estudio

Tal como lo anticipó El Sureño, la reducción a la coparticipación a las municipalidades no se aprobó junto con el presupuesto y será un tema a analizar el año próximo, una vez que se reinicie el período de sesiones ordinarias.
Los intendentes Federico Sciurano y Jorge Martín estuvieron presentes en el recinto y no se retiraron hasta escuchar el compromiso de los legisladores de no abordarlo hasta después de marzo. La sesión comenzó varias horas más tarde de lo previsto porque los gremios estatales buscaron garantías que el año entrante se discuta una mejora de salarios a los sectores más postergados. A la Gobernadora y a los legisladores les conviene que haya aumento, porque también serán beneficiados con el incremento de sus haberes y dietas.

No se aprobó la reducción de coparticipación a las municipalidades pero seguirá bajo estudio

Una numerosa manifestación estuvo afuera de la Legislatura durante los primeras horas de la sesión.

Galería de Fotos

USHUAIA.- En la última del año, realizada en el «Día de los Inocentes», los legisladores sesionaron luego de haber creado un ambiente «caldeado» políticamente hablando, con intendentes muy enojados y reclamo de gremios para que existan garantías que el año próximo se aprobará un aumento de salarios que redundará en un incremento del sueldo de la Gobernadora y de las dietas de los legisladores.

Tal como El Sureño lo había adelantado en su edición de ayer, en el presupuesto del año 2010 se dejó sin efecto el polémico articulado para descontar de la coparticipación a las municipalidades un 10% de sus recursos, con el objeto de conformar un fondo para reforzar los presupuestos a los hospitales públicos y a la Policía de la provincia.

Esto aplacó los ánimos de los intendentes que se hicieron presentes en el recinto de sesiones, para llevarse la garantía que el asunto no sería sancionado, aunque el tema seguirá latente porque en marzo se retomará la discusión del asunto, ya que los legisladores quieren avanzar en ese sentido.

Al Gobierno la propuesta le cayó de muy buen agrado, tal es así que ayer la defendieron a rabiar, como si hubiera sido de ellos mismos y no de la oposición. Sin embargo, los funcionarios del gabinete de Ríos, al igual que los intendentes, se «comieron el amague» de los legisladores.

La sesión no comenzó a las 10:00 como estaba previsto. Se demoró porque los sindicatos mantuvieron reuniones con los legisladores de manera de arrancar el compromiso de poder negociar mejoras salariales el año que viene, en el marco de paritarias.

La gran sorpresa resultó que a los legisladores y a la propia gobernadora Ríos les conviene el otro año aumentar los salarios a los empleados públicos, sobre todo a los del escalafón seco, porque en el presupuesto se aprobó un mecanismo para aumentar el haber del gobernador y las dietas de los legisladores, tal como el que rige en la Carta Orgánica de las Municipalidades (ver nota página 3).

En cuanto a los números finales del presupuesto, los más perjudicados fueron el Poder Judicial y el Tribunal de Cuentas, ya que a cada uno se les hizo una «fuerte reducción» de lo solicitado; en lo que se puede interpretar como una suerte de «vendetta» de los parlamentarios por el rechazo que el organismo de control y la Justicia hizo del «convenio chino».

Cabe recordar que el Superior Tribunal de Justicia tachó de «inconstitucional» la ley que aprobó la venta de gas a la empresa china Tierra del Fuego Energía & Química, considerando que los legisladores fueron los responsables de haber violado varios articulados de la Constitución de la Provincia, al querer direccionar un negocio en particular y no transparentarlo con las herramientas vigentes en Tierra del Fuego.

Comentá la nota