Se aprobó el Presupuesto 2010 y una nueva Ley de Emergencia Económica

En una lara sesión los legisladores provinciales sancionaron la totalidad de los temas incluidos en el órden del día. Fuertes cruces a la hora de debatir las leyes económicas. Juraron los nuevos parlamentarios.
Con la jura como nuevos integrantes del Parlamento provincial por parte de Mabel del Valle Concha, Roque Cativa, ambos del Frente para la Victoria (FPV), y de Federico Romano Norri de la Unión Cívica Radical (UCR), quienes reemplazaron a la actual diputada nacional Miriam Gallardo (FPV) y a los senadores nacionales Sergio Mansilla (FPV) y José Cano (UCR), respectivamente, se dió inicio a la útlima sesión legisltiva del año.

Uno de los temas principales a tratar por los parlamentarios fue la sanción del Presupuesto General de Gastos y Recursos vigente para el año 2010 para la provincia de Tucumán, donde se produjeron duros cruces entre los legisladores opositores, donde circunscribieron sus críticas a la falta de la información analítica con el objeto de conocer los números en detalle.

Pero el peso de la mayoría, con que cuenta el oficialismo en el Parlamento, hizo que el proyecto quedara sancionado, tal como lo solicitaba el propio presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara, el oficialista José Alberto Cúneo Vergés que solicitaba a sus compañeros de bancada que "hagamos valer el número de la bancada y votemos".

Igual situación se vivió a la hora de aprobar el proyecto por el que declara la Emergencia Económica en la provincia de Tucumán, una nueva norma que viene a suplir la anterior que era prorrogada año tras año hasta que se conoció un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la provincia que la declaró inconstitucional y la dejó sin efecto. Esto motivó que se trabajara, contra reloj, para sacar un nuevo proyecto que le lleve "tranquilidad" al Poder Ejecutivo a la hora de disponer sus obligaciones.

La norma aprobada, también con los votos del bloque oficialista Tucumán Crece, plantea la necesidad de crear un registro durante un plazo de 180 días, para conocer quienes son los acreedores que tienen la deuda doblemente consolidada, estableciendo su origen y antigüedad. Y se le da la orden al Poder Ejecutivo para que establezca un mecanismo y metodología de pago para cada una de esas deudas dentro de ese plazo.

Además, se declaró la inembargabilidad de las finanzas públicas por ese mismo plazo de 180 días, y en el futuro se va a establecer, una vez cancelados este tipo de pasivos, que en el presupuesto de la provincia cada año deberá contemplarse topes máximos de afectación de los recursos provinciales.

En su alocución el presidente del bloque oficialista, Roque Álvarez, haciendo referencia a los opositores, manifestó que "si la provincia dejara de pagar sueldos para pagar las deudas, pongo plata para la polla para ver quién de estos encabezaran las manifestaciones de protesta en la Plaza Independencia".

Los legisladores también aprobaron la ampliación de las emergencias hídricas y sanitarias, y otras iniciativas relacionadas con la expropiación de terrenos para construir escuelas y plantas de tratamiento de líquidos cloacales.

Se adhirió a la provincia a la Ley Nacional que fija el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal, la modificación del convenio entre el Poder Ejecutivo y la Caja Popular de Ahorros para ampliar el plazo para que los magistrados que estén en condiciones de jubilarse accedan a préstamos para regularizar sus aportes previsionales.

También se introdujeron modificaciones al Código Procesal Penal de Tucumán insertando el procedimiento para el caso flagrancia.

El mencionado procedimiento, es de aplicación en los siguientes supuestos:

* Delitos dolosos cuya pena máxima no exceda de 15 años de prisión o reclusión.

* Tratándose de un concurso de delitos, que ninguno de ellos supere dicho monto.

* Delitos dolosos de acción pública sancionados con pena no privativa de la libertad.

Comentá la nota