Se aprobó plan de contingencia para control de derrames de hidrocarburos

Prefectura Naval Argentina avaló el programa del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata para atender situaciones de emergencia ambiental en la terminal local.
Con participación y dirección de personal del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata (CPRMDP) se concretó con resultados satisfactorios en la terminal marítima local la convalidación anual del Plan Nacional de Contingencia (Planacon).

Las maniobras, que dan cumplimiento a la ordenanza N° 8/98 (DPMA) de la Prefectura Naval Argentina, se desarrollaron en el muelle de ultramar de la Sección Cuarta correspondiente a la Terminal N° 2 del puerto de Mar del Plata.

Esta convalidación del Planacon incluyó tareas de control total de la documentación y evaluación de la práctica prevista para la contención de un eventual derrame de hidrocarburos.

En las tareas participó personal de la Gerencia Operativa y el Área de Seguridad del CPRMDP junto al Prefecto Alejandro Annichini y el Prefecto Principal Rafael Ruiz, estos últimos pertenecientes a Prefectura Naval Argentina y auditores en esta oportunidad del Planacon.

El resultado de la auditoría, según el informe de la fuerza de seguridad, fue satisfactorio y conforme, habiéndose convalidado el plan por el término de un año, que es el plazo estipulado por la norma vigente.

Tras estas maniobras se resaltó el compromiso por parte de los niveles de gestión y personal operativo del CPRMDP, la adecuada respuesta ante las exigencias y las comunicaciones satisfactorias entre la totalidad de los integrantes del plan.

El propósito del Planacon –según consta en la ordenanza 8/98- es definir un sistema nacional de preparación y lucha contra la contaminación por sustancias potencialmente peligrosas provenientes de la actividad de buques, artefactos navales, plataformas de exploración y explotación, puertos, instalaciones portuarias de manipulación de hidrocarburos, terminales petroleras y químicas, monoboyas y oleoductos costeros.

Además, se busca así una reacción rápida y eficaz, como así también una coordinación de esfuerzos y medios por parte de los organismos públicos y empresas privadas cuando deban afrontarse emergencias originadas por derrames de dichos elementos.

Comentá la nota