Se aprobó la ampliación del proyecto de pavimento rural para el Alto Valle

El gobernador de Río Negro, Miguel Saiz aprobó la modificación de los contratos para la ejecución de la obra “Pavimentación de Caminos Productivos de la Zona Rural del Alto Valle”, que comprende los ejidos municipales de Allen y General Roca, licitada en el año 2006.
La medida se realiza en el marco del contrato a través del cual se ejecuta la citada obra de pavimentación, en la cual surgió la necesidad de introducir modificaciones al proyecto. Las mismas están referidas fundamentalmente a la selección de los caminos dentro del ejido municipal de Allen, que serán objeto de pavimentación respecto de los indicados en el contrato original.

Cabe destacar que la necesidad de la modificación surge ante la necesidad de garantizar adecuadas condiciones de seguridad para la circulación de los productores de Allen. En tal sentido, se afectan calles para su repavimentación, se desafectan otras, y cambia el ancho a pavimentar en algunas de las calles originalmente indicadas como objeto de la obra original.

La modificación sustancial introducida en el trazado del proyecto modificado es la pavimentación de las dos calles paralelas a la Ruta Nacional Nº 22, tanto al norte como al sur de dicha arteria, dentro del Municipio de Allen.

La longitud total de los caminos del proyecto original ascendía a 71,8 km., correspondiendo aproximadamente 46,8 km. de arterias secundarias de 4 metros de ancho, y 25 km. de arteras primarias de 6 metros de ancho, pasando luego de la modificación a 75,15 km. de longitud total, incrementando significativamente las arteras de 6 metros de ancho y 7 centímetros de espesor.

La distribución original contemplaba un diagrama de transporte que vinculaba la problemática del mismo con la ruta Nº 22, la que evidentemente es el eje principal de comunicación de la zona. En definitiva, se han redefinido las características de cada arteria, pasando algunas de ser secundarias a primarias, y un nuevo esquema de circulación, suprimiendo algunas arterias e incorporando otras.

Los principales cambios son el aumento de la longitud de las arterias, siendo en esta nueva configuración de 75,15 km., lo que representa un 3,3 km. más que las originalmente proyectadas.

Asimismo, se introduce un cambio en las características de las arterias, pasando a corresponder en gran porcentaje a arterias de tipo principal, y siendo la configuración de su recorrido paralelo a la Ruta Nacional Nº 22, aumentando considerablemente la longitud de las mismas respecto al proyecto original, para poder cumplir con la función de colectoras de la RN 22.

El proyecto original ascendió, según su valor de adjudicación, a $.30.034.396, debiéndose adicionársele como resultado de la modificación propuesta, $.8.973.661, resultando en un valor total de $.39.008.058.

Cabe destacar que el mejoramiento de los caminos constituye una condición necesaria para el mejoramiento de las condiciones de transitabilidad de los caminos rurales (secundarios) por los que se transportan las frutas desde las chacras a las empacadoras, permitiendo de esta forma un impacto positivo en el flujo de los ingresos monetarios netos de las explotaciones agropecuarias, al reducir el volumen de fruta que no cumple con los estándares para la exportación por motivo de daños mecánicos (machuque), y ácaros que se depositan en las frutas por la acción del polvo que se levanta en los caminos.

La importancia económica del problema se manifiesta si se considera que las explotaciones agropecuarias situadas en la zona de influencia directa del proyecto, alcanzan un promedio de 340.000 tn. anuales de producción.

El grupo de beneficiarios directos del proyecto, definidos como aquellos cuyas explotaciones se sitúan a una distancia de 10 kilómetros a ambas márgenes de los caminos a mejorar, está constituido por alrededor de 1400 propietarios, a los que deben agregarse el resto de los pobladores rurales de las jurisdicciones lindantes a las trazas de los caminos a pavimentar, incluyendo en este grupo a trabajadores rurales y sus familias, empresarios y operarios que desarrollan actividades económicas no ligadas a la tierra (empaque y frigoríficos) y aquellos relacionados con la prestación de servicios (salud, educación, etc.).

Comentá la nota