Aprobaron el revalúo y al 76% de los frentistas les subirán el Inmobiliario

El proyecto fue votado en primera lectura. Los cambios tienen baja incidencia a la hora de recaudar
El bloque oficialista del Concejo Deliberante de Córdoba aprobó anoche en primera lectura el paquete de ordenanzas económicas para 2009, que incluye el polémico revalúo que supondrá subas de entre 40 y 70 por ciento en el impuesto Inmobiliario para la mayor parte de los frentistas de la ciudad y aumentos muy superiores para los habitantes de countries, barrios de alta categoría y nuevas urbanizaciones residenciales.

Los aumentos alcanzarán a casi ocho de cada 10 viviendas de la Capital, es decir a unos 276 mil frentistas. Por el contrario, 65 mil viviendas comenzarán desde enero a pagar menos y 19 mil casas no tendrán ningún cambio a la hora de tributar. Para baldíos, los aumentos serán generales y muy importantes.

Las numerosas modificaciones introducidas por los ediles dejan al margen del revalúo a viviendas de cuarta categoría, establecen morigeraciones en el aumento para las construcciones de segunda y tercera categorías de menos de 200 mil pesos, y mantienen las rebajas propuestas por el Ejecutivo municipal para 65 mil frentistas.

Además, se fijaron exenciones totales por seis meses en el impuesto Inmobiliario para los contribuyentes que acrediten haber perdido el empleo y se determinó que el Ejecutivo no podrá usar los ingresos extraordinarios que depare el revalúo para el pago de sueldos de empleados municipales.

Bajo impacto. Pese a que las modificaciones fueron numerosas, todo indica que las morigeraciones incluidas para los sectores menos pudientes no tendrán un impacto económico de magnitud en las previsiones de recaudación del Ejecutivo. En el Palacio 6 de Julio esperaban del revalúo entre 70 millones y 80 millones de pesos extra en 2009 –un ciento por ciento de incremento en la recaudación del Inmobiliario–, pero consideran que, tras los cambios, la diferencia no será superior a los cinco millones de pesos.

Todas las modificaciones fueron acordadas con el Ejecutivo. Sobre todo, se introdujeron a los efectos de calmar la interna política existente en el seno del bloque del Frente Cívico y Social. De hecho, ayer el oficialismo mostró una cohesión total a favor del revalúo, pese a la opinión contraria del ex intendente Luis Juez.

No hubo un solo voto de la oposición en respaldo del aumento. Graciela Nicolás, integrante del bloque de Unión por Córdoba y aliada del oficialismo, había anticipado su voto favorable a la suba impositiva, pero se retiró del recinto antes de la votación del proyecto.

El paquete económico incluyó la aprobación en primera lectura de la cuenta general del ejercicio 2007, el presupuesto 2009, el Código Tributario y la ordenanza tarifaria, que fue la referida a la aplicación del revalúo y las modificaciones de alícuotas.

No obstante, la asignación de nuevos valores a los inmuebles no es atribución de los ediles, sino del Poder Ejecutivo.

Durante las más de cinco horas que duró la sesión de ayer, la oposición dejó planteado un panorama económico desolador para la Municipalidad y unas perspectivas que son lo contrario al presupuesto de 1.604 millones de pesos elevado por el Ejecutivo. Se cuestionó sobre todo el excesivo gasto salarial, y las críticas se repartieron por igual hacia el intendente Daniel Giacomino y hacia su predecesor, Luis Juez. El oficialismo no hizo ningún esfuerzo por ocultar la magnitud del problema financiero, aunque sí se esforzó en defender la equidad del revalúo.

Restan una audiencia pública y, hacia fin de año, la segunda lectura de todos los proyectos. Las subas regirán desde el 1° de enero.

Comentá la nota