Aprobaron la rendición de cuentas

La mayoría que posee la Unión Cívica Radical en el Concejo Deliberante posibilitó que ayer fuera aprobada la rendición de cuentas del ejercicio municipal de 2008, la cual recibió múltiples objeciones de parte de la oposición que hizo especial hincapié en el crecimiento del nivel de endeudamiento. Mientras Unión Peronista se pronunció directamente por el rechazo, el PJ-Frente para la Victoria requirió el pase a comisión del expediente por considerar que no había existido el tiempo necesario para su estudio.

El tema fue el más sobresaliente de la segunda sesión del período ordinario que tuvo la particularidad de comenzar en horario matutino, para extenderse por espacio de cinco horas.

Precisamente, el tratamiento de la rendición de cuentas demandó más de tres horas de debate, siendo fundamentada la postura del oficialismo por parte de Alfredo Maldonado, quien hablo durante una hora y cuarto sin interrupciones, abundando en cifras y aconsejando la necesidad de "mirar la evolución diaria" de los números municipales.

Esto lo indicó al referirse a la deuda de la comuna, punto en el cual mostraron diferencias la UCR y la oposición.

Según Maldonado, el pasivo fue de 19 millones de pesos, pero hizo la salvedad de que "en tres meses se achicó" porque la deuda se fue abonando y en ese volumen ingresan rubros que se van atendiendo, para agregar que la deuda creció 33 por ciento con respecto al presupuesto del año pasado.

El edil oficialista se extendió en referirse al accionar en materia de salud pública, así como a obras como las de agua potable y cloacas, subrayando la merma en la coparticipación provincial.

Falta eficiencia

A juicio de Ricardo Fernández (Unión Peronista), se observa "una notoria falta de eficiencia en el gasto público", para poner de relieve "el déficit de todas las áreas" y criticar "a quién elabora los presupuestos", sosteniendo que "son inviables y pintados".

Entre otros aspectos, dijo que el presupuesto de la administración central fue de 1.971.046 pesos; se modificó a 2.035.061 pesos; se comprometieron 2.064.901; se pagaron 1.410.919 pesos; y la deuda final fue de 653.982 pesos (31,67 por ciento).

Fernández aseguró que el déficit del ejercicio fue de 21.480.645 pesos (23,50 por ciento), tras gastos comprometidos que alcanzaron a 112.870.111 pesos con recursos por 91.389.466 pesos.

Tras cuestionar el escaso tiempo que se tuvo para analizar el tema, la titular del bloque del PJ-FPV, Ana Asa, aseveró que la deuda de 2008 totalizó 20.118.751 pesos (32 por ciento), recordando que la de 2007 había sido de 15.300.000 pesos.

"¿Qué obra puede justificar este nivel de deuda?", planteó la edil ahora alineada en el kirchnerismo, remarcando el "salto en el pasivo" de 24 millones a más de 30 millones.

El radical Gonzalo Diez le quiso restar dramatismo a los conceptos opositores y dijo que se está en presencia de "números absolutamente manejables" con una "Municipalidad en acción".

A su vez, el edil oficialista también salió al cruce de un interrogante lanzado por Asa, quien preguntó si la premura por tratar la rendición de cuentas estaba relacionada con posibles citaciones de la Fiscalía en relación con la causa que se instruye por supuestas irregularidades en la playa de estacionamiento de camiones de Quequén.

"No tapamos nada, porque este gobierno muestra honestidad y transparencia", afirmó Diez.

Finalmente, José Luis Vidal (Unión Peronista) y María de los Angeles Haberle (PJ-FPV) polemizaron por las obras que se realizan en el distrito con fondos remitidos por el gobierno nacional, señalando el primero que hasta ahora se trata sólo de promesas, mientras que la kirchnerista lo negó para ejemplificar con los emprendimientos en marcha.

Comentá la nota