Aprobaron la rendición de cuentas del 2008.

En el marco de una sesión especial, el Concejo Deliberante de Lanús convalidó ayer por mayoría la rendición de cuentas correspondiente al último ejercicio. La iniciativa contó con el respaldo del Frente para la Victoria, PJ y los bloques unipersonales de LdS y PJS; mientras que al rechazo impulsado por la Coalición Cívica adhirieron el SI, Unión y el PRO.
El Concejo Deliberante de Lanús aprobó ayer por voto de la mayoría de sus miembros la rendición de cuentas, correspondiente al ejercicio de 2008, en el marco de una sesión extraordinaria.

El análisis de cómo el intendente Darío Díaz Pérez administró los fondos municipales durante el último año, contó con el respaldo de los bloques del Frente para la Victoria, el Partido Justicialista y las bancas unipersonales Por Justicia Social y Libres del Sur.

"Fuimos consecuentes con la aprobación que habíamos hecho del presupuesto en su momento", explicó la líder de la fuerza que fogonea, Jorge Ceballos, Paola Rezano.

No obstante, reconoció su coincidencia con algunas de las críticas del arco opositor al señalar "algunos reparos" durante la asamblea. "Vimos con preocupación que se ahorró en el área de Salud y políticas sociales y que gran parte de ese dinero se destinó al pago de Covelia", explicó la edil, al tiempo que completó: "Por eso lo acompañamos planteando que es necesario que el próximo sea un presupuesto en donde se pague por los servicios pero también se le asegure la salud a todos".

La moción de rechazo, impulsada por la Coalición Cívica, contó con las adhesiones del PRO, Unión – Celeste y Blanco (aliados electorales pero hasta ahora representantes de distintas bancadas) y el bloque unipersonal del SI.

Tras el encuentro, desde el macrismo Jorge Schiavone justificó su resistencia al recalcar que "se vieron varias irregularidades" en los documentos entregados por el Ejecutivo, mientras que, con un argumento similar, los representantes de Francisco De Narváez indicaron "incongruencias en los gastos".

"Creemos que hay sectores en los que se podrían haber priorizado unas partidas sobre otras. El Intendente tiene esa potestad", expresó Cristian Bossio.

Desde el oficialismo, por su parte, Alfredo Giorno advirtió que el resultado "final era previsible", aunque reconoció que "se esperaba una adhesión de los bloques mayor a partir de lo que había sido" la aceptación del calculo de recursos (acompañado por el PRO y Unión).

Con la aprobación parlamentaria, la documentación está en condiciones de ser remitida al Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires, organismo que luego de examinarla se expedirá respecto al modo cómo la gestión local utilizó los 265 millones de pesos afectados durante 2008.

Comentá la nota