Aprobaron la reducción de haberes, pero los fondos no quedan en el Concejo

Por 5 votos contra 2, los concejales aprobaron una reducción del 15% en los sueldos del jefe comunal y funcionarios municipales que serán destinados a la creación de un centro comunitario en Andorra. Por otra parte, la Municipalidad envió en la tarde de ayer 300 mil pesos al Concejo Deliberante –la mitad de la deuda– empleando dinero de los plazos fijos.
El cuerpo deliberativo de Ushuaia mantuvo ayer una asamblea especial a pedido del Intendente, para analizar el decreto municipal Nº 812/2009 en que la ciudad se adhiere al Fondo Nacional Solidario y la ordenanza que determina la reducción de los haberes de los funcionarios municipales en un 15% por los meses de agosto, septiembre y octubre de este año.

El primer asunto fue aprobado rápidamente por unanimidad, aunque el proyecto de ordenanza de reducción de haberes demandó un análisis más profundo y personalizado de cada concejal.

En ese sentido, el concejal Luis Cárdenas aseguró que "esto es un show mediático, estoy de acuerdo con la reducción del porcentaje prudente, pero no puedo dejar pasar esta actitud. Ese porcentaje no resuelve el problema del presupuesto municipal, y el Intendente ha elegido mediatizar los temas que deberían tratarse en otro ámbito". Además afirmó que "se ha intentado sumariar a quienes me han dado acceso a las cuentas financieras del Municipio".

Por su parte, Juan Carlos Pino señaló que "se busca pagar la deuda del Municipio con el Concejo Deliberante, y la cuestión es cuál fue el problema para no poder pagarla. ¿Cuál es el sentido de no remitir los fondos al Concejo?". De esa forma, el concejal explicó que se busca dar un destino específico a los fondos para que beneficien a la población, y además destacó que "el Intendente busca confrontar con el cuerpo de concejales, y se hace lo que él quiere o no se hace, entonces sale por los medios a confrontar". Por otro lado, sostuvo que el presupuesto coparticipativo de Ushuaia alcanza para pagar la deuda, y aunque enumeró los gastos del Municipio, la concejal Adriana Chaperón le respondió que esos no eran los únicos, por lo que hace falta consultar los datos reales.

Posteriormente el concejal Damián de Marco explicó que "la solución es readecuar el presupuesto según la crisis, el Ejecutivo municipal debe tomar la decisión política de cumplir con el Concejo Deliberante y tomar las acciones correspondientes, aunque sean acciones legales, contra el Gobierno provincial para que le pague el dinero que Ushuaia necesita". En otro sentido aseguró que "no vamos a permitir que se toquen los sueldos de los empleados municipales, hay que llevarles tranquilidad y garantizarles su salario".

A la luz de las palabras de los demás concejales, Adriana Chaperón señaló que "venimos escuchando esa necesidad de consensuar y dejar de confrontar, pero no usemos a los empleados municipales, los concejales tenemos la posibilidad de votar la ordenanza o no. Hay que retomar el diálogo, no hay otra alternativa, porque las diferencias también enriquecen. Se deben al Municipio más de $5 millones, obviamente no podemos hacer frente a los gastos. Tenemos que empezar a construir un camino distinto para encontrar la forma de dialogar".

Finalmente, el proyecto de ordenanza, con la modificación que destinaría los fondos a la construcción de un centro comunitario en el Valle de Andorra, fue sometido a votación, lo que resultó en su aprobación por 5 votos positivos contra 2 negativos; el de los concejales Chaperón y Coria.

Comentá la nota