Aprobaron el proyecto de tierras del Aeroclub

Al filo de la medianoche de ayer, los concejales de la ciudad aprobaron, con la oposición de la Democracia Cristiana y el Frente Cívico, el proyecto del concejal Carlos Andrada para lotear las tierras del Aeroclub.
A la iniciativa original, el bloque de Unión por Córdoba incorporó unas reformas a través de un despacho de mayoría, por las cuales incluyen a los comercios y servicios con alguna cuestión de privilegio para facilitar el acceso a las tierras, otorgándoles las mismas ventajas que para los que construyan las residencias universitarias.

También proponen elevar los ingresos máximos exigidos y permitir que los terrenos tengan hasta 350 metros cuadrados y no los 250 previstos en el proyecto de Andrada, según explicó en el recinto el concejal Carlos De Falco.

El autor de la iniciativa destacó que más que un loteo de esas 26 hectáreas, el programa que se crea es para establecer un sistema de acceso a las tierras.

El proyecto prevé destinar un 20% para residencias universitarias y que la comercialización de los lotes la realice el Instituto Municipal de Inversiones, y no el de Vivienda, que tendrá el rol de organizar las listas de los postulantes.

A su turno, De Falco recordó que tuvieron algunos intentos anteriores para dar destino a las tierras del Aeroclub, pero que no pasaron el filtro de la comisión de Acuerdos. Celebró que el concejal Andrada haya presentado un propuesta en ese sentido.

Miguel Zandrino, del Frente Cívico, explicó que apoya el espíritu de ampliar las posibilidades de acceso a vivienda, pero que no comparte en todo el proyecto por lo que votó por la negativa.

En el mismo sentido, los ediles de la Democracia Cristiana Ricardo Pereyra y Rosa Cámpora, indican que van a trabajar para que las tierras sean para los vecinos y asegurando que serán "celosos custodios de que el Estado sea el regulador para evitar que los buitres que rondan cerca del dinero sobrevuelen sobre las tierras del Aeroclub".

En la sesión de anoche, realizada con anticipación porque los concejales José Escamilla y Javier Suppo iban a viajar a Uruguay, también aprobaron los balances de 2007 y 2008.

Comentá la nota