Aprobaron el Presupuesto 2009 con superpoderes

El Concejo Deliberante de Lomas de Zamora aprobó ayer por mayoría ayer el cálculo de recursos para el año que viene y que rondará en los 304 millones de pesos. El oficialismo consiguió el respaldo al Presupuesto de 16 concejales mientras que parte de la oposición se quejó por la facultad para cambiar partidas que le fue otorgada al intendente Jorge Rossi.

El Concejo Deliberante de Lomas de Zamora aprobó ayer por mayoría el Presupuesto 2009 en un trámite en el que el oficialismo no tuvo demasiados inconvenientes, ya que, finalmente, contó con el apoyo de 16 concejales, una cifra mayor a la esperada en la víspera de la sesión.

Así, a los ocho votos del Partido Justicialista se les sumó el anunciado apoyo del Frente para la Victoria (que aportó cuatro concejales) más los votos de Carlos Fiorentino del PRO y Mabel Godoy de Concertación K. Sin embargo, con cierta sorpresa durante la votación, también sumaron su respaldo el edil de Progreso Social Diego Cordera y el monobloquista Jorge Lugea.

En tanto, la oposición al cálculo de recursos estuvo encarnada en los cuatro concejales del interbloque Unión Lomense, los dos de la Coalición Cívica, Claudio Morell, de Libres del Sur y la del otro edil de Progreso Social, Eduardo Amalvy, que tomó distancia de su compañero de bloque.

De esta forma, la gestión del intendente Jorge Rossi contará el año que viene con un Presupuesto de 304.150.950 pesos, de los cuales 95.859.422 irán a parar a gastos de administración gubernamental.

A su vez, los gastos para servicios sociales (entre los que se incluyen erogaciones en el área de salud) serán de 169.831.970 pesos, mientras que el dinero destinado a Ecología y Medio ambiente será de 4.634.134 pesos.

El dinero que dispondrá la Comuna el año que viene provendrá en parte de recursos propios y en parte de aportes de Nación y de Provincia. Así, el Municipio espera recaudar alrededor de 136 millones de pesos, mientras que lo girado desde las esferas del gobierno provincial alcanzará los 152 millones. Además, el aporte del Gobierno nacional será de 16 millones.

Por otra parte, Rossi, al igual que en este 2008, contará el año que viene con facultades especiales que le permitirán “efectuar adaptaciones -ya sea creaciones, modificaciones o bajas- en las unidades ejecutoras y en las partidas del Presupuesto de Gastos del ejercicio hasta el nivel de partida principal”.

En medio de un sofocante calor que se vio incrementado por la momentánea falla en el aire acondicionado del recinto, el encargado de abrir los discursos en contra del cálculo de recursos fue Morell, que enfatizó que no está “para nada” de acuerdo con los superpoderes para el Jefe comunal.

También remarcó que “es poco claro el aumento del 400 por ciento en la Secretaría Privada y no se explica cómo el presupuesto para esa área pasa de cuatro millones de pesos a 16 millones”.

Además, a pesar de destacar el dinero destinado a Desarrollo Social, lamentó que “no se ponga en marcha un plan para otorgarle alimentos frescos a los vecinos que los necesitan” y criticó que “se va a gastar en colocar cámaras de seguridad en el centro cuando en la periferia la gente se pelea por un descampado”.

Por su parte, Sebastián Leporace, de Unión Lomense, indicó que “el Presupuesto es una potestad de los intendentes pero no así los superpoderes”. Además, tal cual lo había adelantado este medio, cuestionó la imposibilidad de votar el cálculo y las facultades especiales en forma separada ya que señaló que “el Concejo pierde sus derechos”.

Asimismo, en una sesión en la que sólo habló un representante de cada bloque, Amalvy advirtió que “el Intendente tiene el derecho de disponer de su Presupuesto pero el Cuerpo no puede ceder el control sobre ese cálculo”. “Estoy contrariado, siempre voté los Presupuestos pero nunca los superpoderes”, vaciló antes de anticipar su negativa.

En tanto, Rosendo Pedernera, de la Coalición, hizo un extenso análisis del cálculo de recursos, algo que le valió alguna queja por parte del oficialismo. No obstante, también coincidió en que “el Concejo no puede perder su derecho a controlar”.

“Con esta oposición ¿Para qué queremos oficialismo? En tiempos de crisis antes que los superpoderes sería mejor una política consensuada entre todos los bloques”, arremetió.

Entre quienes defendieron la medida, se ubicó, lógicamente, el titular del bloque del PJ, Jorge Ferreyra, que indicó que “existe todo un año para controlar y para derogar algún artículo si es que el gobierno toma otro rumbo”.

“El Presupuesto fue presentado en tiempo y forma y por lo hecho durante estos cinco años, no veo por qué no hay que darle otro crédito al Intendente”, apuntó.

Por el lado del FpV, su presidente, Alfredo Fernández, destacó “el trabajo en comisión y el resultado de la reunión con los funcionarios de la Secretaría de Hacienda”. “Teníamos temor de que la facultad de transferir partidas se haga ilimitada pero nos contestaron que todo se ajustaba a la Reforma de la Administración Financiera en el Ámbito Municipal (RAFAM)”, puntualizó.

Además, reconoció que en el apoyo quedaba implícito que “hoy existe una cercanía y una sintonía entre todos los sectores del kirchnerismo que respaldan al Gobierno nacional”.

Asimismo, Fiorentino también justificó su voto al señalar que “la elaboración del Presupuesto es una de las atribuciones que tiene el intendente por haber sido beneficiado por el voto popular”. “Estamos en otro proyecto político pero el resultado final se podrá evaluar en la rendición de cuentas, ahí será el momento de marcar las diferencias políticas”, aseveró.

En tanto, Diego Cordera, de Progreso Social, indicó que “el Concejo tiene que dar las herramientas para dar respuestas a los problemas que Lomas acarrea”.

De todos modos, el caso más llamativo fue el de Lugea, quien a pesar de decir que “hubiese sido bueno un tratamiento en general y otro en particular” para poder objetar a los superpoderes terminó votando en forma positiva.

Por otra parte, se aprobó sobre tablas y por unanimidad el convenio entre la Municipalidad y el Ministerio de Salud de la Nación, por el cual “se garantiza la implementación de un sistema de ayuda financiera para dar una cobertura pediátrica satisfactoria en el hospital Alende y en las unidades sanitarias del distrito”.

Por último, se le dio el visto bueno al proyecto de comunicación para que el Ejecutivo “proceda a evaluar la posibilidad de proyectar una reorganización del tránsito vehicular, especialmente en la zona céntrica de Lomas de Zamora”.

Comentá la nota