Aprobaron un plan contra el dengue.

También contra la fiebre amarilla.
El plan nacional para prevenir y controlar el dengue y la fiebre amarilla, dos enfermedades que transmite el mosquito Aedes Aegypti, fue aprobado ayer en la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa), que presidió el ministro de Salud, Juan Manzur.

El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, anunció ayer que el Consejo Federal de Salud aprobó por unanimidad un plan "de abordaje integral de la problemática del dengue" y destacó el consenso alcanzado por todos los ministros provinciales.

"El plan es integral e integrado, confeccionado por una instrucción de la Presidenta con criterio estrictamente técnico y científico, y coordinando las acciones con los ministros provinciales, las entidades científicas, la Academia y las facultades", explicó Manzur.

El titular de la cartera sanitaria informó en conferencia de prensa en la sede ministerial que los ministros de los diferentes distritos hicieron sus aportes previos y se alcanzaron los consensos que luego fueron presentados al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien fue parte de la reunión del Consejo. Manzur enfatizó en que si bien "Salud tiene la rectoría en la estrategia, éste será un abordaje interministerial, y cada área va a tener algo que decir y aportar y los ministros ya comprometieron su ayuda".

"Analizamos (en la reunión) todas las etapas, el prebrote y rebrote, y también qué es lo que nos pasó acá. Y averiguamos y compartimos información de Bolivia, Paraguay y Uruguay y fundamentalmente de Brasil, con más de 400.000 infectados", aseveró.

El ministro apeló a la "responsabilidad social" de los ciudadanos y funcionarios y consideró que el programa "va a ser exitoso" y se logrará reducir el impacto de la enfermedad, que registró 26.000 infectados y 5 muertos.

Comentá la nota