Aprobaron por mayoría los cambios en la regulación de supermercados

Aprobaron por mayoría los cambios en la regulación de supermercados

Con el voto mayoritario del vecinalismo, el FpV y el monobloque Justicialista, se sancionaron las modificaciones para la radicación de nuevos supermercados y que consta de límites de tamaños, distancias y prestaciones diferenciados para supermercados, autoservicios o despensas.

En tanto, Cambiemos y el Frente Renovador se abstuvieron de acompañar y expresaron su preferencia por extender la prórroga de seis meses para impedir la apertura de nuevas superficies comerciales.

El debate llevó a un cruce entre el vecinalista Guillermo Salim y el massista Sergio Soulé por la sanción del proyecto y la participación en su confección entre una y otra bancada.

Posteriormente, la disputa verbal fue entre el macrista Horacio Espeluse y el K Martín Garrido por la interpretación sobre el poder adquisitivo de la población, que incluso llevó a que el segundo analizara como "ridícula" la lectura de la "pesada herencia" esgrimida por el primero.

En busca de cuidar el trabajo

Salim remarcó que la modificación partió de un planteo realizado por la Cámara Económica y que para sancionarla se estudiaron casos testigos en otros puntos de la Provincia.

"Era para brindar una suerte de protección al comerciante local: consideramos el derecho de los consumidores para que puedan comprar libremente, tuvimos en cuenta los formatos comerciales que existen en la ciudad. Ojalá que la modificación sirva para proteger las fuentes de trabajo", defendió.

Coincidencias con el vecinalismo

Por su parte, el monobloquista Augusto De Benedetto aseguró que la competencia entre las empresas existentes está garantizada.

"No sólo modificamos la ordenanza, sino que protegemos al comercio minorista: hoy en día la ciudad tiene 277 despensas en las que trabajan familias enteras o personas mayores para las cuales sería muy difícil conseguir un nuevo empleo", expresó.

Observan posible cartelización

Asimismo, el macrista Horacio Espeluse arribó a una conclusión opuesta a las anteriores porque interpretó que la oferta y la demanda no se da de manera natural.

"Las regulaciones pueden generar desequilibrios, porque hoy elevamos una ordenanza con buen criterio y razonable pero los que ya tienen derechos adquiridos corren con ventaja frente a los que quieren instalarse", focalizó tras citar como ejemplo a los supermercadistas orientales.

Atentos al 'Compre Local'

Por su parte, la kirchnerista Graciela Callegari instó a discutir la importancia de defender la producción y el trabajo local para luego perfilarse en contra de la concentración comercial.

"Lo único que se hace es regular la habilitación pero hay que generar, desde la política, el consumo y el crecimiento; queremos que se instale un verdadero debate por el 'Compre Local' y el empleo genuino", consignó.

Tapones de punta contra los "chinos"

Al cierre, el massista Sergio Soulé criticó duramente a los super "chinos" y comparó que nueve supermercados de origen asiático tienen doce empleados locales mientras que otros cuatro de otro origen aglutinan a unos 200.

"Llegó tarde, porque más de veinte comercios minoristas cerraron. Cuando nos ponemos la camiseta del 'Compre Local', no coincide una cosa con la otra: defendemos lo local y seguimos abriendo comerciales asiáticos. Esa fue la raíz del problema", planteó tras denostar que "la Cámara Económica no prestó atención a los minoristas".

Asimismo, se aprobaron la licencia del presidente del cuerpo Luis Aramberri y la presupuestación de un nuevo sistema de calefacción para el Palacio Municipal.

Coment� la nota