Aprobaron límites para el gasto salarial

El Concejo logró sesionar anoche y sancionar la ordenanza pasadas las 23, después de los violentos incidentes del mediodía.
El Concejo Deliberante de Córdoba aprobó anoche las ordenanzas que ponen un límite progresivo al gasto salarial de la Municipalidad y que garantizan los servicios esenciales. La sesión, que comenzó alrededor de las 11, recién pudo continuar a las 22 debido a los gravísimos incidentes que protagonizó el Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales (Suoem) en el recinto.

Las ordenanzas se aprobaron con el voto positivo de los bloques Eva Duarte (Olga Riutort), de la UCR, del PJ y el giacominismo. En contra se expresaron los juecistas y las vicentistas.

En primer lugar se trató la iniciativa que plantea garantizar los servicios básicos municipales en los conflictos gremiales. Luego fue el turno del tope al gasto salarial en el presupuesto municipal.

A la hora de fundamentar, los ediles se enrostraron las rencillas internas en las bancadas. Los concejales que apoyaron las ordenanzas remarcaron varias veces los problemas internos dentro del Frente Cívico. Ramón Mestre (UCR), en un largo discurso se solidarizó con el camarógrafo Luciano Ferrari. En tanto, los juecistas sostuvieron que las normas aprobadas violan la Carta Orgánica municipal.

Finalmente, el edil justicialista Elvio Sahaspe afirmó que por la mañana estaba convencido en que no iba a acompañar las iniciativas, pero que luego de los incidentes decidió dar su voto afirmativo.

La sesión pudo continuar luego de que al mediodía, el cuerpo de delegados del Suoem irrumpiera en el recinto y agrediera a concejales y periodistas (ver El recinto...).

Tras los incidentes, el viceintendente, Carlos Vicente, pidió la intervención del fiscal Alejandro Moyano para que investigara lo sucedido. También justificó la escasa presencia policial en el recinto con el argumento de que no esperaba la reacción del sindicato. Protagonizó un cruce verbal con el intendente, Daniel Giacomino, quien lo responsabilizó por lo sucedido.

Alrededor de las 18, se anunció que se iba a retomar la sesión, pero todo se frustró porque el gremio nuevamente se mostró desafiante. Incluso, con cánticos amenazaron a los concejales radicales con ir a buscarlos a sus casas.

Luego, Vicente retomó el diálogo con los presidentes de bloque, con el fiscal Alejandro Moyano y fue hasta la Central de Policía para pedirle al jefe de la fuerza, Alejo Paredes, garantías para sesionar. Moyano determinó el desalojo del Suoem, se reforzó la seguridad y a las 22 se retomó la sesión.

El Suoem, a Trabajo. Tras la aprobación de las ordenanzas, Damián Bizzi, vocero del Suoem, anticipó que denunciarán al Ejecutivo Municipal en la Secretaría de Trabajo porque consideran que se violó lo dispuesto en la conciliación obligatoria.

"Queremos saber si los van a a sancionar o poner un coto o van a dejar que hagan lo que quieran", dijo Bizzi. El sindicato irá a Trabajo el lunes próximo a las 16.

En tanto, el gremio realizará el martes una reunión de delegados en la que se comunicará cómo van las negociaciones en en la cartera provincial.

Espectáculos Públicos. Al cierre de esta edición, los concejales se aprestaban a aprobar la nueva ordenanza que regulará el funcionamiento de bares y boliches en la Capital.

Antes habían quedado aprobadas las normas que permiten la escrituración de loteos irregulares y el blanqueo de construcciones no declaradas.

Comentá la nota