Aprobaron la licencia de Giustozzi y dieron ingreso al nuevo presupuesto

BROWN: En el marco de una sesión especial, el Concejo aprobó el pedido de licencia del Intendente y del presidente del Cuerpo, Mariano San Pedro, que pasará a ocupar la jefatura comunal de modo provisional. Además, se dio estado parlamentario al proyecto de presupuesto y la ordenanza fiscal y tarifaria impulsados por el Departamento Ejecutivo para 2010.
El Concejo Deliberante convalidó ayer por unanimidad los pedidos de licencia del intendente Darío Giustozzi, de viaje a China junto a una comitiva de empresarios locales que busca promover inversiones en el distrito, y del presidente del Cuerpo, Mariano San Pedro, que pasará a ocupar la jefatura comunal de modo provisional hasta el retorno del mandatario.

En el marco de una sesión especial, previa a la ordinaria, también juró como concejal Antonio Roa, el edil que reemplazará a San Pedro durante su ausencia en el HCD.

Ya en la asamblea prevista en el calendario y que fue presidida por el oficialista Gabriel Soria, se dio ingreso al proyecto de presupuesto impulsado para el año próximo y la ordenanza tarifaria y fiscal con las modificaciones realizadas por el Departamento Ejecutivo a la vigente.

Según había adelantado a este medio, el secretario de Hacienda, Jorge Herrero Pons, el cálculo proyecta erogaciones por poco más de 255 millones de pesos y aumentos cercanos al 25 por ciento en áreas sensibles como Salud y Bienestar Social.

En cuanto a la normativa que regula el monto de los tributos que pagan los contribuyentes por los servicios que brinda la comuna, no impone un aumento generalizado como en otros distritos, pero sí supone readecuaciones en la tasa de ABL a partir de la valuación fiscal de la Provincia y subas considerables a las actividades que realizan las entidades bancarias, las prestamistas y las grandes empresas.

El debate más fuerte, no obstante, no se dio en torno a cuestiones locales sino a dos temas de la agenda nacional: la medida de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de asistir con una asignación universal por hijo de 180 pesos a padres desocupados o subocupados (trabajo informal) y el proyecto de reforma política enviada esta semana al Congreso.

Sobre el primer punto las diferencias fueron de matices y no de fondos. Todos los bloques coincidieron en su adhesión a la iniciativa, aunque, cada cual intentó llevar agua para su molino. Desde el peronismo disidente Horacio Jerez y Eva Calderón, sin desprestigiar la importancia del subsidio, señalaron la "necesidad de generar empleo para los padres de esos hijos".

"Gobernar es crear trabajo y eso en seis años todavía no se ve. Es cierto que hay que tomar medidas urgentes contra la pobreza, pero no se puede acudir siempre a los trabajadores", apuntó en referencia al uso que realiza el Gobierno de la caja del ANSES.

En consonancia se manifestó la macrista Miriam Niveyro, al recordar la máxima justicialista de que "es el trabajo el que dignifica", mientras que desde el ARI Miriam Locher destacó el valor de que su sector no dejara de luchar por este tema. "Es un gran avance que demuestra que vale la pena las cosas por las que peleamos", completó.

A su turno la edil de Libres del Sur, Ivana Rezano, celebró el anuncio pero recordó que su espacio trabaja en proyectos similares desde hace tiempo en los distintos escenarios legislativos en los que tiene representación.

En este punto, aprovechó para cargar contra el oficialismo local al recordar que en el recinto su bloque había impulsado un proyecto de resolución en el que se pedía una manifestación a favor de la aplicación de esa política de contención social que la bancada del FpV-PJ se negó a respaldar.

"Nuevamente la Presidenta demostró estar un paso adelante, como también sucedió con el impuestazo que intentamos se repudie desde acá sin éxito y después ella dio marcha atrás", enfatizó.

La reforma política también abrió el fuego de debate entre las distintas bancas. La posición de buena parte de la oposición la sintetizó el edil de Unión Celeste y Blanco, Ramón Valdez, al expresar su desconfianza porque la propuesta no sea "un traje a medida para el rey destronado el pasado 28 de junio", en una referencia obvia a la derrota del ex presidente Néstor Kirchner en las últimas elecciones.

La respuesta desde el oficialismo llegó en boca de uno de los ediles que integra la primera línea de fuego a la hora de defender la gestión municipal en el recinto, Roberto Bastanza, quien remarcó que la iniciativa busca "darle institucionalidad a los partidos" y el "proceso democrático".

Además, recordó que son precisamente aquellos que practican "la dedocracia" para elegir a sus candidatos quienes se oponen a la reforma, como "la doctora Elisa Carrió, que es una hipócrita" porque habla "de democracia cuando no la practica puertas adentro" en la Coalición Cívica.

Entre los proyectos presentados y girados a comisión se destacan una iniciativa del bloque Todos por Brown para que se declare de "Interés municipal" la tarea que llevan adelante desde hace 32 años las Madres de Plaza de Mayo en pos de la recuperación de la identidad de niños y un convenio con la cartera sanitaria bonaerense para la puesta en marcha de un programa de salud familiar.

Precisamente en este punto, la representante del GEN, Florencia Retamoso, advirtió sobre la reiteración de proyectos enviados desde el Ejecutivo para ser tratados sobre tablas y reiteró su reclamo por "más tiempo para el análisis".

"Esto es una práctica común que debemos rever. Nosotros no tenemos la posibilidad de levantar el teléfono y recibir información del Intendente así que este es la vía que nos queda y pedimos que se respete", sentenció.

Comentá la nota