Aprobaron gastar $ 78 millones, pero discutieron por $ 1,5 millón

Los ediles de la Ciudad Jardín ni siquiera debatieron los números del presupuesto municipal. La compra directa de maquinaria vial enfrentó a los concejales, y fue el único intercambio de palabras en la sesión del cuerpo.
El Presupuesto General 2009 de la Municipalidad de Yerba Buena, y el cálculo de gastos para el mismo período del Concejo Deliberante de esa ciudad se aprobaron por unanimidad, y sin discusión, durante la sesión de ayer de ese cuerpo legislativo. El debate estuvo centrado, en cambio, en el pedido de autorización al Concejo, por parte del municipio, para adquirir en forma directa dos máquinas viales (rodillo combinado y vibroterminadora), por $ 1,2 millón.

El primero en hablar sobre el tema fue José Domián (Partido Laborista). Fundamentó su voto negativo en el hecho de que, a su criterio, no existía emergencia económica que motive la adquisición directa. "Es el modus operandi del municipio desde hace tiempo. En ordenanzas de setiembre y de octubre de 2008, y en una de febrero de 2009, se acepta la compra directa a las firmas Patricio Palmero SA y León Alperovich Group SA; esta compra es, al menos, sospechosa", manifestó.

La iniciativa del departamento Ejecutivo municipal presentaba el cotejo de precios en dos empresas, que arrojaba la conveniencia de comprar en Patricio Palmero SA. Según el texto firmado por el secretario de Hacienda, Roberto Biscardi, Baumaq SRL había valuado la vibroterminadora en € 175.260 (más IVA) y el rodillo combinado en U$S 85.980 (más IVA). Patricio Palmero SA, había cotizado este en U$S 82.344 y aquella en € 160.300 (en ambos casos, IVA incluido).

La principal respuesta a Domián llegó del oficialista Alejandro Sangenis (h). "El porqué se compra a esta empresa está muy bien fundamentado. Los que quieran pueden averiguar y verán que no hay pelos en la leche; gracias a estas decisiones y al aporte de los vecinos, Yerba Buena seguirá creciendo aun en crisis", afirmó. El edil enumeró los cambios que se dieron en esa ciudad durante la gestión del intendente, Daniel Toledo; "sobre todo en salud, en educación y en seguridad".

Domián señaló que en la "Ciudad jardín" debe priorizarse la carencia de agua y de cloacas. Y ahondó sus críticas desde su profesión (es ingeniero civil): "esas máquinas no sirven para Yerba Buena: el pavimento asfáltico que se está instalando no soportará las lluvias y en poco tiempo volverán a estar todas las calles rotas".

Leonardo Tusa (oficialista, de Participación Cívica) expresó que el pavimento no es una cuestión menor. "Esta ciudad tiene un serio problema de tránsito. En la medida en que más calles estén pavimentadas, los transeúntes optarán por otras arterias y se descongestionarán las avenidas", puntualizó. "La única verdad es la realidad; y yo veo la realidad de Yerba Buena. Les pido a los concejales que la caminen un poco", dijo Sangenis.

"Yo recorro, y me gusta sacar fotos. Por eso documenté mis denuncias sobre tala indiscriminada de árboles y sobre basurales. Yerba Buena progresó, pero no gracias a Toledo sino a su crecimiento demográfico, que la ubicó en el primer lugar de Latinoamérica", respondió Domián. La iniciativa se aprobó por siete votos a favor y tres en contra (Domián, Roberto Terán Vega, de Acción Provinciana y María Victoria Cossio, de Recrear).

"Cómo le explico al vecino que dejaremos de pavimentar 10 cuadras por mes, ante la situación que está viviendo respecto al tránsito y al impacto ambiental. No soy ni partícipe ni no partícipe de la licitación, ni de la contratación directa. Me baso en lo que dicen las leyes; y estas permiten recurrir a una o a la otra", sintetizó el presidente del cuerpo, Ricardo Salomón, al término de la sesión.

Comentá la nota