Aprobaron la creación del municipio de Lezama

Aprobaron la creación del municipio de Lezama
La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de ley que crea el municipio de Lezama, que se separará del distrito de Chascomús, y puso así punto final a un largo conflicto.
La norma que entrará en vigencia a partir de 2010 fue muy celebrada por los vecinos de Lezama, quienes salieron con banderas a festejar al costado de la ruta 2.

La iniciativa separatista la presentó en el período 2006-2007 el entonces diputado radical Julio Alfonsín.

La Cámara baja lo aprobó en mayo de 2007 y lo giró al Senado, que lo devolvió con modificaciones en diciembre de 2008.

El despacho, que llegó con cambios del Senado y que hoy aceptó Diputados, determinó la creación del nuevo municipio sobre sectores pertenecientes al actual partido de Chascomús, que las futuras autoridades comunales del nuevo municipio saldrán del primer acto comicial y que tendrán su asiento en Lezama.

En ese caso, se elegirán intendente, seis concejales titulares, cuatro suplentes y consejeros escolares.

El nuevo partido integrará la sección electoral quinta y el departamento judicial de Dolores, según se informó oficialmente.

La nueva comuna arrancará con su ejercicio económico financiero y la prestación de sus servicios a partir de la fecha de asunción de sus primeras autoridades.

Lezama, de unos 6.000 habitantes, se convertirá en el municipio 135 de la provincia de Buenos Aires.

Unas 110.200 hectáreas se le sacan al actual territorio de Chascomús para integrar el nuevo partido de Lezama.

A modo de comparación con otros partidos, el proyecto de ley respaldado por Diputados releva estos datos: Coronel Brandsen, 112.602 hectáreas; Cañuelas, 118.722; General Paz, 119.746, y Tordillo, 129.565.

Durante los primeros días de diciembre, los vecinos de Lezama instalaron unas 50 carpas a la vera de la ruta 2, donde armaron un campamento para reflotar su reclamo de autonomía.

Bajo el lema "sin autonomía no hay verano", los vecinos de Lezama presionaron a los legisladores provinciales para que traten el tema antes de fin de año.

La preocupación de los vecinos de Lezama pasaba porque si el proyecto no era tratado antes de fin de año, la iniciativa perdería estado parlamentario y también la aprobación que obtuvo en el Senado.

Comentá la nota