Aprobarían la semana próxima la "ley seca" en Pilar

Prohíbe el consumo de alcohol en la calle. Y prevé multas para padres de los menores infractores. Llegaría al recinto el jueves, tras un acuerdo entre oficialismo y oposición.
El Concejo Deliberante local podría aprobar la semana que viene la denominada "ley seca", una normativa que busca imponer severas limitaciones a la venta y al consumo de bebidas alcohólicas.

Las principales novedades que propone la iniciativa son la prohibición total del consumo de alcohol en la vía pública y el establecimiento de sanciones para los padres de menores que sean detectados en infracción.

La iniciativa fue presentada en septiembre por la concejal de la Coalición Cívica, Marcela Campagnoli, y luego replicada por ediles del oficialismo. Pero hasta ahora nunca había conseguido dictamen de la Comisión de Legislación, Interpretación y Reglamento del cuerpo.

Sin embargo, la autora de la iniciativa señala que ahora las chances son mayores, ya que asegura contar con el visto bueno del oficialismo para tratar el expediente el lunes en la comisión y aprobarlo luego el jueves en el recinto.

"Hablé con (el secretario de Gobierno Ricardo) Male y me dio el visto bueno y después me lo ratificó (el jefe de la bancada oficialista en el Concejo, Carlos) Olivera", sostuvo Campagnoli.

La iniciativa será tratada el lunes por la mañana en la comisión de Legislación, que preside el denarvaísta Diego Ranieli. Se analizará junto a otros expedientes que esperan dictamen desde hace tiempo y que el jueves podrían también llegar al recinto, como la regulación de la pauta publicitaria oficial y una reforma a la ordenanza que fija el modo de elección del Defensor del Pueblo.

Sanciones

La iniciativa que se tratará la semana refuerza la prohibición ya vigente de vender alcohol a menores. Va en sintonía con el proyecto de modificar el código contravencional que impulsa el gobierno de Daniel Scioli (ver página 2).

El proyecto local establece la prohibición del "consumo de bebidas alcohólicas o sustancias capaces de producir embriaguez, en la vía pública con excepción a los lugares habilitados para tal fin", es decir, bares o restaurantes que tengan permiso para poner mesas en la vereda.

Igual, estos comercios deberán "arbitrar los medios necesarios para evitar que la bebida sea retirada y/o consumida fuera del ámbito del propio negocio".

También se establece el cese de la venta de bebidas alcohólicas entre la 0.00 y las 7.00 "a todo comercio de la ciudad, con excepción de aquellos habilitados a tal efecto", un artículo que quedó desfasado por la recientemente aprobada ley provincial que fija el tope a las 21.

A partir de la sanción de la norma, también quedarán prohibidos los concursos cuyos premios consistan en bebidas alcohólicas y se realicen actividades de las que participen menores de 18 años.

Asimismo, un artículo de la medida impone castigos a los padres de menores que sean detectados por inspectores municipales o policías bebiendo alcohol, aunque en el proyecto original no se establecen los montos.

La venta de bebidas alcohólicas en contravención a las normas impuestas por la ordenanza implicará clausuras de 2 a 30 días para los locales, de acuerdo al nivel de reincidencia en la falta.

Por último, el texto establece un plazo de 20 días para la puesta en vigencia de la norma a partir de la promulgación. Ese lapso, deberá ser utilizado por el gobierno para "implementar una campaña de difusión" para comerciantes y público en general".

Publicidad y Defensoría

Más temas en la mira

Además de la "ley seca", la comisión de Legislación del Concejo podría dar dictamen el lunes a otros dos expedientes cuyo tratamiento viene demorado: la regulación de la pauta publicitaria oficial y una reforma en la designación del Defensor del Pueblo.

La primera norma busca fijar reglas de transparencia y previsivilidad al reparto de la publicidad oficial en los medios locales. La iniciativa fija pautas para la distribución, algunas de las cuales podrían ser modificadas, como la que establece criterios de medición de audiencias para medios audiovisuales.

Por su parte, otro proyecto busca establecer fehacientemente que debe ser la oposición la que proponga los candidatos a ombudsman, una práctica que hoy se realiza pero no está fijada por ordenanza.

Esos temas y otros, como el presupuesto participativo y el libre acceso a la información pública, están parados desde hace meses en la comisión. Su presidente, Diego Ranieli, responsabilizó por la situación al oficialismo y señaló su voluntad de llevar todos los temas pendientes al recinto antes de fin de año.

Comentá la nota