Aprobarían plan tributario por la crisis en comercio .

En el Ministerio de Hacienda estaría prácticamente definida la reformulación del sistema de vencimientos impositivos para comerciantes. El tema fue planteado por la FEC para morigerar el impacto de la caída en las ventas.

Factores como una fuerte caída en ventas durante abril y el aumento salarial para los empleados de comercio, fueron clave en la agilización de las gestiones de entidades empresariales en Hacienda para poder reformular el sistema de vencimientos de los tributos.

El planteo empresarial de diseñar un nuevo plan de pago de impuestos brutos para aliviar la situación de los comercios que soportan una fuerte caída en las ventas, estaría a punto de efectivizarse en la órbita provincial, según se supo ayer.

La medida fue solicitada hace 15 días por la Federación Económica de Corrientes (FEC) en una reunión de sus directivos con el titular del Ministerio de Hacienda, Sergio Tressens. Ahora restaría una última formalidad administrativa, coincidieron en señalar a El Litoral fuentes ministeriales y de la entidad empresarial.

El pedido para los comerciantes correntinos fue, básicamente, el de flexibilizar una entrega del 20% que vence por estos meses y a la vez poder bajar la tasa de interés. "La intención del comercio no es incumplir con los tributos, sino poder tener un plan de pago de acuerdo a la situación de baja rentabilidad y caída de ventas que afecta profundamente al sector. Queremos evitar que más empresas caigan en mora", dijo a El Litoral Gustavo Tabacchi, titular de la FEC.

"Con menos actividad comercial se reducen las posibilidades de cumplir con la obligación tributaria y eso repercute en la recaudación provincial, que debe ser acompañada por todos los sectores. Los ingresos del Estado provincial se achican también con las bajas en las partidas nacionales", indicó Tabacchi.

"Cuando hay crisis, lo primero que se deja de pagar son los impuestos", insistió y explicó que "si bien ya existe un plan de pago para los comerciantes, pedimos uno nuevo, con más flexibilizaciones, para evitar que siga subiendo el nivel de morosidad", acotó.

Escenario difícil

El dirigente empresarial, quien en su momento se reunió por este tema con el ministro Tressens, admitió que "el caso está bastante avanzado y esperamos que se concrete pronto".

Consideró que la situación de los comerciantes se viene agravando desde fines del año pasado y se profundizó este año. En particular por las fuertes bajas en ventas, a lo que se suma un aumento salarial para los empleados de comercio, de 300 pesos no remunerativo. Se trata de un tema que despertó una fuerte discusión en el sector mercantil local y que hoy la propuesta empresarial de pago en cuotas podría tener una definición en el espacio de diálogo abierto en Trabajo de la Provincia (Ver página 6).

"Medidas como un plan de pago impositivo más flexible atenuará el impacto de la crisis en los comercios, donde ya no se puede siquiera garantizar la preservación de puestos de trabajo", dijo Tabacchi.

Insistió en que la flexibilización en el cobro de estos tributos es un importante apoyo provincial para el sector, pero lamentó que no suceda lo mismo con los impuestos nacionales. "Acá hay un tema central", indicó y explicó: "Si las provincias tienen más fondos, con cambios en la coparticipación, podrían auxiliar en casos como estos. Pero lamentablemente sabemos que no es así y mucho menos en contexto políticos como este, en que se manejan con ‘amigos’ y ‘enemigos’", concluyó el presidente de la FEC.

Comentá la nota