Aprobarían esta semana la reforma de las tasas.

Luego de un mes de discusiones entre concejales, vecinos y funcionarios del Ejecutivo, finalmente, el Concejo Municipal aprobaría el proyecto de ordenanza que propone dar marcha atrás con la zonificación aprobada en la ordenanza 1800-CM-08 sin la reestructuración presupuestaria. Llamarían a sesión extraordinaria para este jueves.
La polémica ordenanza que otorgó un aumento del 188 % a las tasas municipales y disparó los montos a más de 300 o 500 pesos mensuales fue resistida por los Vecinos Autoconvocados por las Tasas Justas que, luego de varias movilizaciones, lograron que el Ejecutivo propusiera retrotraer la zonificación de Bariloche para realizar un trabajo pormenorizado y consensuado con las Juntas Vecinales.

Dada la “urgencia” planteada para su tratamiento, el proyecto comenzó a trabajarse antes de la apertura oficial de las sesiones del Concejo, para lograr su aprobación e implementación antes del vencimiento de la segunda cuota de 2009. Sin embargo, su tratamiento se dilató durante un mes por el pedido de la comisión de Economía, avalado por el Tribunal de Contralor, que solicitó al Ejecutivo una reestructuración presupuestaria antes de ser aprobado.

La información solicitada al secretario de Economía, Jorge Temporetti, el martes de la semana pasada debía llegar el viernes para ser revisada en comisión. Sin embargo, el viernes ingresó una nota firmada por el secretario en la que asegura que los montos de la zonificación no entraron en el cálculo del Presupuesto y, por este motivo, no sería necesario realizar una reestructuración.

Durante la reunión de comisión, la discusión entre los concejales de la “oposición” y el “oficialismo” por la respuesta de Temporetti amenazó con dilatar aún más el tratamiento del proyecto aunque, finalmente, se resolvió avanzar.

“Saquemos lo que sea y ya está”, afirmó Hugo Cejas aunque aclaró que “yo voy a acompañar lo que salga pero quiero dejar expresamente claro que es bajo la responsabilidad del Ejecutivo”. El resto de los concejales presentes, Alves, Camelli, De Césare, Rodríguez Duch, Martín y Pardo coincidieron en la necesidad de “terminar con este tema lo antes posible”, por lo que finalmente, el proyecto será tratado mañana en comisión de Gobierno y Legales, paso previo a la sesión extraordinaria del jueves.

Finalizada la reunión, el presidente de la comisión de Economía, Daniel Pardo, afirmó al Digital que si bien el proyecto “tiene grietas” tiene que ser aprobado el jueves porque de otra forma “la impresión de la nueva factura no podría incluir la modificación que se aprueba”.

Por otro lado, el concejal del PPR manifestó su “cansancio” de estar “corriendo detrás de la urgencia y poniendo parches” y aseguró que es un problema de larga data. En este sentido, cuestionó la falta de previsión y que se haya dejado pasar más de 10 años sin actualizar las tasas. “La 1800 llegó en una situación de urgencia y colapso del municipio porque no se hicieron los deberes antes”, sostuvo y agregó que, quienes gobiernan, deben “ser más responsables y cuidadosos con el Estado”.

El reclamo “no escuchado” de los vecinos

Norberto Rodríguez, uno de los vecinos por las Tasas Justas expresó su conformidad por el avance del proyecto y aseguró que la responsabilidad técnica del proyecto es de los concejales y los funcionarios municipales y recordó que el problema principal no está resuelto.

Desde que comenzaron los reclamos sistemáticos por la aplicación de la ordenanza 1800, a fines del año pasado, los vecinos insisten con un pedido: quieren información que les indique, barrio por barrio, a qué se destina el monto recaudado de las tasas municipales.

“Las tasas tienen una relación exclusiva con los servicios a los que están destinadas”, expresó Rodríguez y agregó que “el dinero recaudado no puede ser utilizado para el resto de los gastos que tiene la comunidad”.

“Esa es la información que no nos quieren dar, la hemos pedido y no la dan”, indicó y señaló estar “seguro que lo que se destina a los servicios es apenas el 50 % de lo que están recaudando”.

En este sentido, Rodríguez explicó que, para los vecinos, la discusión por la reestructuración presupuestaria no tiene sentido porque “las tasas afectan exclusivamente el servicio que se brinda y no a la economía general de la ciudad”.

Comentá la nota