¿Apresuramiento de candidaturas?/Por Jorge Ocampos*

Cipolletti.- (APP) Llama la atención en estos días las coincidencias de algunos referentes del partido cuestionando un supuesto apresuramiento del lanzamiento de candidaturas provinciales para el 2011. Como seguramente las críticas no deben estar dirigidas a Soria o a Pichetto es obvio que su destinatario es el actual vicegobernador Bautista Mendioroz.
Por el tenor de las críticas parece ser que el pecado capital es el apresuramiento. Habrá que dar por descontado que ninguno de estos referentes desconocen que las pretensiones de Mendioroz datan de algunos años y que además son legítimas. Pero no solo por la legitimidad que puede tener cualquier afiliado de este bendito partido de ser candidato a gobernador , sino por propios merecimientos en la gestión de gobierno y los pasos al costado cuando la salud del partido le exigió ese gesto.

Tal vez los cuestionamientos al posible apresuramiento , no se hubieran teñido de dudosos o que molestaban algún otro proyecto, si algo de esto hubieran contenido sus expresiones. Por ejemplo decir que Mendioroz desde el inicio de su gestión , ha recorrido una y otra vez la provincia como ningún otro dirigente , que ha pulsado en cada lugar las inquietudes de su gente y ha dado gestión a esas preocupaciones. Que ha acompañado con presencia y acción todos y cada uno de los conflictos que ha afrontado el gobierno , desde los políticos a los económicos como en la fruticultura, la ganadería, el turismo , la industria , el tren del valle o los planteamientos gremiales.

Tampoco se dice que nunca puso trabas a ningún proyecto del poder ejecutivo , ni fue vocero calificado de trueque alguno por el voto de una ley, como ocurriera alguna vez.

Ha acompañado en todo momento a este gobierno , en las buenas y en las malas, articulando consensos en una legislatura de difícil manejo por la diversidad de extracciones políticos y el peso específico de sus integrantes.

Este camino ha generado acercamientos , que probablemente se cristalicen en futuras alianzas electorales que incorporen una dinàmica renovadora a las anteriores gestiones encabezadas por el radicalismo. No es poco. Cuando hablamos de politica hablamos de poder y no de una cuestión abstracta. Si no hay poder no hay posibilidad de transformación y de llevar nuestras ideas a la practica. El vicegobernador ha trazado desde su lugar un camino de consenso y coincidencia , con figuras relevantes de la política rionegrina y con sectores de pensamiento progresista y de cambio, que generan nuevas ilusiones. Si estas no existen tampoco la política tiene sentido y se convierte en un pragmatismo vacio de contenido.

Decir que una candidatura como la de Mendioroz, atado necesariamente a la suerte del gobierno ,debilita a Miguel Saiz, es cuanto menos contradictorio y hasta temerario. Nadie mas que el vicegobernador desearía que al gobierno le vaya bien y lo ha demostrado en todas sus acciones. A algunos de escaso compromiso con la gestión de Saiz y duros críticos de su quehacer ,seguramente estas cuestiones los tienen sin cuidado.

Igual reflexión merecerían las críticas a las dudas del presidente Jorge Pascual, sobre la reforma constitucional. Un dirigente que ha defendido a capa y espada a este gobierno, aun en las peores circunstancias y en contra hasta de su pensamiento, debería al menos merecer un poco de atención en cuanto a su renuencia a una compulsa electoral anticipada.

El gobierno plebiscitó su gestión el pasado 28 de junio, tal vez equivocadamente. ¿Se querrá volver a tropezar con la misma piedra? (APP)

*Ex Secretario de Información Pública en el gobierno de Álvarez Guerrero

Comentá la nota