Aprender a ser oficialismo participativo y oposición constructiva

En un documento el Frente Grande chaqueño sostiene que "el diálogo requiere mayor responsabilidad política de todos los sectores". Consideran que lograr "la cultura del diálogo" es el desafío de la sociedad, especialmente de su dirigencia. "Estar a la altura de ella depende de nosotros", agregan.
El texto del Frente Grande:

Una oportunidad!

Las elecciones del 28 de junio y la interpretación mayoritaria de su resultado generó la idea de que el diálogo y la búsqueda de consensos van a ser las herramientas que nos van a permitir mejorar el estado de situación social y económica. Esto se diferencia de experiencias anteriores donde buscamos liderazgos fuertes y con suficiente poder como para encauzar la situación.

Así el país y nuestra provincia del Chaco se encuentran inmersos en un proceso de diálogo el cual generó algunos reproches de forma y dudas sobre de la finalidad oficial, pero que mayoritariamente fue rescatado y auspiciado por todos los sectores.

En nuestra provincia, durante la gestión de Jorge Capitanich, el dialogo tuvo formas interesantes de expresión, fue la forma con la que se abordaron los conflictos sociales y sectoriales, prueba de ello configuran las horas de reuniones con gremios, con movimientos sociales, audiencias públicas realizadas, reuniones con los aliados políticos y la oposición, con sectores productivos, con la Mesa interreligiosa, y otros tantos mas. Realidad que seguramente aportó al triunfo electoral oficialista.

Ese diálogo se caracterizó por ser parcial, atender las demandas sectoriales y buscar respuestas desde el Gobierno, mientras hubo de donde sacar sirvió para emparchar la realidad. Pero quedó a la vista que fue bueno pero no suficiente, necesitamos un diálogo con la participación de todos los sectores que busque el bienestar del conjunto de la sociedad y no la prevalencia de un sector sobre los demás. Este es el desafío y hoy la convocatoria que se hizo desde el Gobierno Provincial y Nacional genera una oportunidad.

Mayor responsabilidad política de todos los sectores

No es posible la existencia de un ámbito de consenso y de búsqueda de soluciones superadoras con una mirada a largo plazo si no modificamos la forma de hacer política en la que estamos inmersos, donde las chicanas y las críticas permanentes deben dar paso a las propuestas y al debate, confrontando ideas.

Para que no sea un diálogo de sordos debemos promover un mayor compromiso y protagonismo ciudadano, involucrando en ésta idea a los distintos actores de la comunidad: gremios, organizaciones sociales, agrupamientos empresariales y profesionales, comunidad aborigen, diversas confesiones religiosas, intelectuales.

Debemos aprender a ser oficialismo participativo y oposición constructiva, estar dispuestos a ceder intereses propios o sectoriales por un proyecto general de amplia contención que trascienda el corto plazo, que pueda definir políticas de estado que sean defendidas y valoradas por todos los chaqueños y chaqueñas por entender que son el camino hacia el crecimiento y el desarrollo con inclusión social.

Reforma política y fortalecimiento institucional

El debate iniciado trae entre sus puntos las reformas políticas, el rol del estado y el fortalecimiento institucional, puntos que constituyen ejes para fortalecer nuestra democracia. Es aquí donde se necesita concentrar un gran esfuerzo y responsabilidad para lograr un sistema que acerque la ciudadanía a la política y que logré llenar de participación y compromiso al escenario político.

No sirve ningún texto, acuerdo, normativa o política que pueda surgir si no se constituye en la causa que logre recuperar el ánimo participativo y el interés sobre la cosa pública, sobre las organizaciones, sobre las instituciones.

La crisis de los partidos políticos es el reflejo en ése ámbito de la crisis de los clubes, las cooperadoras, las cooperativas, asociaciones, los gremios, asociaciones empresariales, entre otras. Buscar el consenso y el diálogo entre el gobierno, oposición y algunos sectores puede no ser suficiente si eso no se traduce en acciones y políticas que busquen que esa voluntad se traslade a toda la sociedad. Que la oposición reclame diálogo y participación cuando el Municipio de Resistencia esta obligado a consultar a los ciudadanos sobre qué hacer con los fondos públicos a través del Presupuesto Participativo y no lo hace, es una contradicción.

Cultura del diálogo

A diferencia del 2.001, donde la petición se centró en el "que se vayan todos", hoy la demanda de la sociedad se centra en el "que dialoguen todos". En esa demanda, el todos es precisamente sin exclusiones.

No podemos concebir al diálogo como una herramienta a la cual recurrir solamente en momentos de crisis o debilidad política, necesitamos que el diálogo, la búsqueda de consensos y acuerdos sea sostenida en el tiempo y valorada por toda la sociedad, debemos lograr la cultura del dialogo como valor social y la participación como un derecho y una obligación aceptados por toda la ciudadanía.

Ese es el desafío de la sociedad chaqueña, especialmente de su dirigencia. Estar a la altura de ella depende de nosotros.

Fabricio Bolatti

Diputado Provincial electo el 28/06/2009

Daniel Trabalon

Presidente Frente Grande Chaco

Daniel San Cristóbal

Diputado Provincial".

Comentá la nota