El apoyo de Sapag al Fondo generó polémica

El apoyo de Sapag al Fondo generó polémica
El respaldo que el gobernador Jorge Sapag le brindó a la presidenta Cristina Fernández por la creación del Fondo de Bicentenario, disparó una virulenta polémica entre quienes avalan su actitud y quienes la cuestionan.
El revuelo lo generó sin duda el diputado nacional Horacio Quiroga (UCR), quien dijo que Sapag es un "cómplice" de los Kirchner y que como otros gobernadores se deja "apretar" por el gobierno nacional

Le enrostró que de las promesas que le han hecho desde la Casa Rosada, entre ellas incrementar el precio de los hidrocarburos, hasta ahora no le han cumplido ninguna.

"La decisión de Sapag hay que entenderla como un acto de responsabilidad del gobernante. Quiroga tuvo la posibilidad de gobernar la provincia, pero la gente no quiso", dijo el diputado oficialista Rolando Figueroa.

Para el legislador Rodolfo Canini (Movimiento de Unidad de los Neuquinos) el respaldo de Sapag a la presidenta "es una decisión acertada, es honesta intelectualmente, porque comparte ese criterio. Quiroga no tiene autoridad moral para decir lo que dice, habiendo sido el mayor adulador de los Kirchner".

Quiroga dijo que "con su actitud Sapag se convierte en cómplice de los Kirchner en el despojo de las reservas del Estado".

Opinó que "lo único que pretende el kirchnerismo con este fondo es poder seguir manejando la caja para apretar a los gobernadores que están con el agua al cuello con los problemas financieros en sus provincias y hay gobernadores que se dejan apretar. Sapag ha demostrado ser uno de ellos".

Y sin bajar el tono hiriente de sus palabras añadió que "la devoción por el kirchnerismo que se ha apoderado de Sapag no se ha visto reflejado en los beneficios obtenidos por la provincia. Los compromisos del gobierno nacional hasta el momento han quedado sólo en palabras, como la promesa incumplida de reconocer mejores precios del gas y del petróleo en boca de pozo".

Figueroa recordó que "la gente no se olvida que Quiroga era quien invitaba a los neuquinos a votar a los Kirchner. Ahora resulta que cambió radicalmente. ¿No habrá una buena dósis de oportunismo en su cambio de postura".

Añadió que "el MPN sabe muy bien cómo administrar la provincia e históricamente se ha relacionado con los gobiernos nacionales según le convenga a la provincia. Es la realidad, el ejercicio cotidiano del poder el que lleva a adoptar una postura u otra ante determinada circunstancia y Sapag ha hecho lo correcto".

Para Canini "cuando se cree que la Nación hace una cosa bien, es correcto respaldarla, por lo que estoy de acuerdo con el gobernador".

Opinó que "Sapag nunca se plantó como opositor del kirchnerismo, de manera que no hay contradicción en su decisión".

Sostuvo que "Quiroga no pude venir a cuestionar al gobierno nacional cuando hizo campaña para los Kirchner, pidió a los neuquinos que votaran a los Kirchner y fue funcionario de los Kirchner. ¡Qué autoridad se adjudica para cuestionarlos ahora!".

Comentá la nota