Apoyo en el oficialismo para revalúo inmobiliario municipal

Desde el bloque oficialista dijeron, no obstante, que el proyecto enviado por Giacomino al Concejo sufrirá cambios hacia abajo en el reajuste.
El Frente Cívico y Social se dispone a sumar los votos necesarios para lograr la aprobación en primera lectura, el jueves próximo, del revalúo inmobiliario solicitado por el Ejecutivo municipal. La presidenta del bloque oficialista, Graciela Villata, dice confiar en la obtención del quórum necesario que garantice la concreción del expediente que es minuciosamente estudiado por los ediles oficialistas. “Ningún miembro del bloque ha rechazado taxativamente el proyecto de revalúo, por el contrario, todos estamos trabajando para incorporar algunas modificaciones al expediente que consideramos morigeran el impacto de la medida en los sectores más carenciados de la población”, dice Villata.

Con una oposición que ya ha adelantado su voto en contra del revalúo, el oficialismo está abocado, desde mediados de la semana pasada, a un profundo análisis que ya cuenta con cambios a la propuesta del Ejecutivo municipal. En principio, las modificaciones referidas a excluir de la tasa inmobiliaria a las viviendas de categoría 4 (más de 19 mil en Capital) conformarían a todos y cada uno de los ediles oficialistas. “Pretendemos se incorpore una variable que tenga en cuenta la zonificación de ciertas viviendas, que son precarias y están habitadas por los vecinos más humildes”, dicen desde el Frente Cívico. Estas aproximadamente 19 mil viviendas que quedarían al margen del retoque inmobiliario, pertenecen a sectores que no tienen capacidad tributaria y que, por lo tanto, para el municipio son incumplidores crónicos. Exceptuar estos inmuebles de la reforma pretendida no significará una pérdida de importancia en los ingresos del municipio.

Sin embargo, los ediles oficialistas buscan introducir cambios en lo que respecta a la categoría 3 de viviendas, que representa el 65 por ciento del total de las cuentas y que incluye a la clase media en general. “No podemos soslayar el momento de crisis que atraviesa el país en general y Córdoba en particular. La medida es necesaria, pero estamos evaluando la forma de aplicar gradualmente el aumento y avanzar de a poco en el revalúo”, opinó Villata. Además agregó que “en función de algunas modificaciones que se prevén en el bloque, inmediatamente se realizará una simulación de cuánto se recaudaría aplicados ya esos cambios y así saber si los números son satisfactorios para lo planificado por el municipio”.

Esta idea de promover notorias modificaciones en las tasas sobre los inmuebles pertenecientes al heterogéneo universo de la clase media parece haber terminado de convencer, al menos hasta hoy, a determinados concejales del Frente Cívico que con cierta antipatía miraron el proyecto apenas ingresó. Inclusive desde el bloque se destacó días pasados “la seriedad con la que se han encarado estas modificaciones en las tasas inmobiliarias, tanto por su minuciosidad como por su espíritu equitativo en la materia”.

Cabe recordar que el plan municipal en materia de tasa inmobiliaria estima para 2009 un censo que tendrá como fin la recategorización de las viviendas de la ciudad por mejoras realizadas. Desde el municipio consideran que existen inmuebles que hoy están incluidos en la categoría 3, pero que en realidad deberían figurar en la categoría 2 y, consecuentemente, tributar más de lo que hoy aportan. Los casos más representativos tendrían lugar en barrios como Nueva Córdoba, General Paz y Alta Córdoba, entre otros.

Desde el Ejecutivo

Por el lado del Palacio 6 de Julio confían en obtener un absoluto consenso en el bloque oficialista. De todas maneras, también son conscientes de que el proyecto ingresado al recinto deliberativo sufrirá modificaciones para llegar a ser aprobado.

Fuentes cercanas al intendente Giacomino confiaron a este medio que es muy probable que no llegue a recaudarse lo previsto con la aplicación del revalúo tal cual fue enviado al Concejo, aunque son optimistas en las cifras que resultarían a pesar de algunos cambios ya introducidos en el Concejo.

“Seguramente no alcanzaremos a recaudar los 110 millones de pesos extras que aspirábamos, pero sí 90 millones o más, incluso, según las cifras estimadas en función de los cambios que se harán y que han trascendido públicamente”, aseguraron.

Dentro del Frente Cívico, políticamente esta instancia que se ha presentado con el revalúo toma una particular importancia. La aprobación de CRESE con un bloque unido esperanzó a la misma fuerza a seguir por esos caminos de unidad. El jefe partidario, Luis Juez, parece hoy perder terreno entre sus concejales más fieles debido a ciertos “vaivenes ideológicos” que últimamente lo han llevado desde un extremo a otro en el arco político de ideas.

Comentá la nota