Sin apoyo de los intendentes, Kicillof camina rengo pero no se baja del tour bonaerense

Sin apoyo de los intendentes, Kicillof camina rengo pero no se baja del tour bonaerense

Faltó al Congreso en La Matanza. Lo respalda el kirchnerismo puro. Este fin de semana hace base en la Cuarta sección electoral. Escapadas fugaces sin fuerte estructura y contacto con la gente.

 "Es un gran desafío”, dijo el diputado nacional Axel Kicillof cuando en enero de este año le preguntaron si quería ser candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por Unidad Ciudadana. Desde hace un tiempo, apunta directamente con nombre y apellido a la gestión de María Eugenia Vidal, aunque en la estructura partidaria del peronismo los intendentes prefieren a uno de los suyos encabezando la lista. El economista no se sube a esa disputa, aunque manda algunas señales como, por ejemplo, el faltazo al Congreso partidario que se celebró este jueves en La Matanza. Mientras, sigue su campaña, que se basa en charlas. Una especie de sofista griego que es escuchado con atención.

Por estas horas, el porteño Kicillof se sumerge en el lejano oeste bonaerense. Entre viernes y sábado visitaba los municipios de 9 de Julio, Bragado y Chivilcoy, todos en la Cuarta sección electoral. Se suman a las localidades de Balcarce y Miramar, que recorrió el fin de semana pasado, y el tour por la Costa bonaerense en el mes de enero. 

En La Matanza fue leído como un gesto la ausencia del diputado nacional. El encuentro capitaneado por Fernando Espinoza selló una foto de amplia unidad en el reconvertido peronismo K, que ahora aloja nuevamente al sindicalismo deHugo Moyano y al Movimiento Evita de Emilio Pérsico en una misma mesa con La Cámpora, como en aquellos años de oro del kirchnerismo. Un diputado de La Cámpora le restó relevancia al faltazo del economista rockstar.

“Axel está caminando, está trabajando para una candidatura; es lo que él quiere”, le dijo a Letra P el mismo legislador antes de que empiece el acto en el polideportivo Alberto Balestrini. La plana mayor de La Cámpora, con Máximo Kirchner a la cabeza, se sentó en la mesa de ese encuentro y son sus diputados de Unidad Ciudadana quienes lo acompañan y les generan los encuentros en los distritos.

Kicillof cuenta con el respaldo de Cristina para pelearle la gobernación a María Eugenia Vidal. Hay señales de eso a través de Alberto Fernández o de otros dirigentes. Por ejemplo, en la recorrida por la Cuarta sección lo sigue el diputado provincial Carlos “Cuto” Moreno, un histórico de Néstor y Cristina que en 2017 fue enviado a una banca en la Legislatura bonaerense. 

En esta última excursión por el oeste provincial lo escoltan los senadores bonaerenses por Unidad Ciudadana Gustavo Traverso y María Elena Daffunchio. También le sigue el paso el intendente K de Pehuajó Pablo Zurro. Es uno de los pocos jefes comunales que no duda en ungirlo como candidato. Otro, Paco Durañona, de San Antonio de Areco, que este viernes, en una entrevista con Radio Cooperativa, dijo: "Con Axel caminaría la provincia con todo gusto".

 Pero el grueso de los caciques territoriales del peronismo prefieren que quede todo en familia. Un grupo de intendentes ya lanzó el operativo clamor para ungir al alcalde de Lomas de Zamora, Martín Insuarralde. Y una tercera línea apuesta por los matanceros Verónica Magario o Fernando Espinoza.

Los intendentes quieren a Kicillof de vicegobernador, un ofrecimiento que el ex ministro de Economía de CFK, por ahora, rechaza. 

En diálogo con Letra P, los intendentes Andrés Watson (Florencio Varela), Juan Zabaleta (Hurlingam) y Fernando Gray (Esteban Echeverría) optaron por postular a un representante de la liga de jefes comunales.

Una encuesta que midió a Kicillof y a Insaurralde el mes pasado arrojó un virtual técnico, pero muy atrás de Vidal. En sus discursos, Kicillof descree de mediciones y, con datos duros, cuestiona el peso de la deuda que dejará Cambiemos y el impacto de los tarifazos. Durante el verano, cuando Cambiemos testeaba la posibilidad de mover el calendario electoral, el referente de Unidad Ciudadana fue al grano: tildó la idea de “innecesaria y oportunista”.

Kicillof está metido en la agenda bonaerense. En su última incursión habló del conflicto docente y volvió a cuestionar a Vidal. "Determinó que los gremios son una mafia y no piensa en darles lo que piden ni recuperar el salario perdido", dijo en Bragado, municipio gobernado por Vicente Gatica, un vecinalista aliado al PRO.  

Educado en la Ciudad de Buenos Aires -Colegio Nacional de Buenos Aires primero y Universidad de Buenos Aires (UBA), después-, el político que despierta pasiones encontradas, depende de qué lado de la grieta se lo mire, avanza con su plan provincial. A cada lugar donde va se reúne con pequeños y medianos empresarios y comerciantes. En un año de bolsillos castigados, la campaña pasará en buena parte por la economía doméstica, un tema que el ex ministro maneja con holgura.

Coment� la nota