Apoyo de Hugo Chávez y Evo Morales al mandatario hondureño

El caudillo caribeño calificó de "troglodita" el golpe de Estado en Honduras y exigió el pronunciamiento de Barack Obama. El presidente boliviano dijo que no es tiempo de "dictaduras" y que se trató de una "aventura de militares"
El presidente venezolano, Hugo Chávez, condenó y repudió este domihoy el "golpe de Estado troglodita" contra su colega de Honduras, Manuel Zelaya, y alertó que "llegó la hora del pueblo" y de los movimientos sociales de ese país centroamericano.

Chávez pidió al gobierno del presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, "que se pronuncie" porque, dijo, "el imperio tiene mucho que ver" con lo que sucede en Honduras.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó hoy a organismos internacionales, a sus colegas de Latinoamérica y a dirigentes de movimientos sociales "a condenar y repudiar este golpe de Estado militar en Honduras".

En declaraciones ofrecidas en Palacio de Gobierno, Morales dijo que en este momento hay una "emergencia internacional" por la situación de Honduras, donde hoy el presidente Manuel Zelaya fue detenido por los militares y llevado a una base de la Fuerza Aérea.

La detención se produjo unas dos horas antes de que se iniciara la consulta popular con la que Zelaya pretendía iniciar un proceso que culminara en noviembre con la convocatoria a una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución vigente.

La consulta fue declarada ilegal por organismos como el Parlamento y la Corte Suprema de Justicia.

Morales dijo que estos no son tiempos "de dictaduras" y que lo que está sucediendo en Honduras es una "aventura de un grupo de militares que atenta contra la democracia, contra el pueblo".

El mandatario defendió que las consultas y los referendos son una forma de "participación del pueblo" para profundizar la democracia y cambiar la Constitución, como él mismo hizo en Bolivia.

"(Es) otra forma de gobernar, subordinado al pueblo. Los pueblos tienen derecho a elegir con su voto, cambiar políticas y cambiar constituciones, normas, leyes pero con la participación de pueblo. Eso es el referendo", dijo el mandatario boliviano.

"No es posible que eso sea rechazado por grupos y (además) militarmente. Lo que está pasando en Honduras por culpa de algunos militares desprestigia a las Fuerzas Armadas", apuntó el gobernante.

Comentá la nota