Apoyo empresarial y sindical al CES

Lascurain pretende que se debata el valor del dólar; Moyano pidió un esfuerzo frente a la crisis
Industriales y sindicalistas están a la espera de los detalles del proyecto de ley para crear el Consejo Económico y Social (CES), alentado por el Gobierno, y que sería enviado al Congreso en los próximos días.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, planteó ayer la necesidad de que el espacio sirva para debatir el precio del dólar, uno de los temas que más preocupan al sector, en medio de la crisis económica mundial.

"Vamos a llevar temas como el crecimiento, la educación, la política tecnológica. El Consejo deberá analizar elementos macroeconómicos, no sólo el tipo de cambio", dijo Lascurain en declaraciones a Radio América.

El titular de la CGT, Hugo Moyano, también se refirió al CES: "Esperamos que se pueda concretar. Hay voluntad en el movimiento obrero y en los empresarios para tener un ámbito de discusión más amplio y con todos los sectores".

El Consejo estaría integrado por el Gobierno, los empresarios, los sindicatos y las entidades rurales. El objetivo: discutir y acordar políticas de mediano y largo plazo para enfrentar los efectos de la recesión mundial.

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, coordina el proyecto, y en los próximos días el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, intentará obtener el consenso de la Unión Industrial y la CGT.

Subsidio al desempleo

Lascurain se refirió al aporte que podrían hacer al CES las entidades relacionadas con el mundo laboral, como la CGT. "El sector del trabajo puede tener otros asuntos como el subsidio al desempleado, en momentos en que la crisis internacional ya es un tema importante para tratar", dijo el industrial.

Moyano, además de referirse a la voluntad de empresarios y sindicalistas para conformar un espacio de discusión como el CES, elogió la decisión del sector rural de levantar el paro. "Los hombres del campo tienen la preocupación de que al país le vaya mejor y, en ese sentido, creo que actuaron con mucha responsabilidad", dijo el titular de la CGT.

"Si todo el mundo está tratando de poner la mejor buena voluntad para poder afrontar esta situación, no quedaba muy simpático el hecho de realizar una medida", dijo Moyano a Radio Millenium.

El sindicalista agregó: "Hay que reconocer que se están haciendo grandes esfuerzos y tomando todas las medidas posibles para evitar que la crisis se profundice".

El Consejo será presidido por el Gobierno. Estaría integrado por representantes de la Jefatura de Gabinete y los ministerios de Economía, Planificación, Interior y de la Secretaría de Producción.

Además de la UIA, entre las cámaras empresariales se convocará a las de la construcción, del comercio, del mercado de valores y los bancos. Del mundo laboral estarán la CGT, la CTA y organizaciones sociales.

Todos los sectores tendrán igual cantidad de representantes, pero aún no se definió el número exacto. Ninguna decisión que se tome en el seno del CES será vinculante.

El proyecto pretende imitar el modelo español. En España, el CES surgió como parte de los Pactos de La Moncloa. Con rango constitucional y creado por ley, fue una institución clave en los acuerdos de largo plazo entre empresarios y trabajadores. Por eso, la Casa Rosada lo enviará al Congreso, pese a que se barajó la posibilidad de instituirlo por decreto.

La semana pasada, el ministro Tomada había dicho: "Un consejo con amplitud de representación es posible. Es un elemento para considerar. El Gobierno mira esto con mucho interés".

Comentá la nota